Aunque el Tribunal de Justicia Europeo manifiesta que Malta repetidamente ha permitido la caza ilegal en primavera, la Comisión Europea se muestra aún reticente a erradicar esta práctica contraria a la legislación comunitaria.
 
Por ello, una a vez más BirdLife Malta ha pedido ayuda a sus socios europeos para evitar, en este caso, la caza de tórtola europea y codorniz en esta isla mediterránea, que tiene lugar durante tres semanas en el mes de abril. En este sentido se ha pedido que insten a los europarlamentarios a que firmen una carta dirigida al Comisario de Medio Ambiente, Janez Potočnik, para solicitar una reunión con él, exponerle la gravedad del asunto y pedirle que haga todo lo posible para impedir la caza en primavera.
 
Interpretación interesada de la Directiva

Para permitir la caza en esta época del año el gobierno maltés se ha acogido a la excepción “cuando no haya una solución satisfactoria”. Esto permite “bajo estrictas condiciones supervisadas y con una base selectiva, capturar o hacer otros usos razonables de ciertas aves en pequeñas cantidades”.
 
Pero lo cierto es que según BirdLife Malta estos argumentos se desmontan por si solos pues ya existe una solución satisfactoria, y es que estas dos especies ya son cazadas en el paso migratorio otoñal y además se permite cazar hasta 41 especies en un número indeterminado durante más de 5 meses del año. A esto se suma que los más de 10.000 cazadores malteses con licencia de caza primaveral pueden abatir en total hasta 16.000 aves de estas dos especies, pero a cada uno se le permite dar caza hasta 4 ejemplares, lo que supondría la caza de 40.000 ejemplares.
 
Ambas especies están consideradas como en un estado “desfavorable” de conservación en los planes de gestión de la UE, con su población en declive, y prácticamente la totalidad de la población de Europa central y oriental de tórtola europea y codorniz ha de atravesar Malta en su paso migratorio. Además se ha demostrado que muchos cazadores aprovechan para disparar a otras aves no autorizadas. Ejemplares de hasta 19 especies fueron abatidos durante 2013 según comprobaron los voluntarios de BirdLife Malta.
 
SEO/BirdLife contra la caza ilegal

SEO/BirLife lleva años trabajando para la erradicación de la caza ilegal en España, y muy especialmente del parany, tan arraigado en la zona de Levante. Actualmente, la organización participa en el proyecto Life+ “Un refugio seguro para las aves silvestres”, junto con LIPU y HOS, miembros de BirdLife en Italia y Grecia, respectivamente.

SEO/BirdLife ha asumido esta campaña bajo el nombre “Volar, Viajar, Vivir” . Uno de los últimos logros ha sido conseguir que la Comisión Europea haya determinado que los permisos otorgados por la Generalitat Valenciana para el “seguimiento científico” de aves migratorias a través del parany no cumplen con las disposiciones de la Directiva de Aves. Asimismo, gracias a las denuncias de SEO/BirdLife el Tribunal Constitucional ya declaró el parany contrario a la legalidad y que el código penal lo considera una práctica delictiva.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de