"El modelo ha demostrado su satisfactorio funcionamiento y ha sido ampliamente aceptado por el mundo cinegético, aunque puedan existir ciertas disfunciones que el paso del tiempo ha provocado (23 años) y que es necesario corregir para afrontar la etapa en la que nos encontramos. En esa tarea estamos", afirmó la consejera esta mañana, durante su comparecencia ante la comisión parlamentaria de Agroganadera de la Junta General del Principado.

La consejera manifestó que "no se va a quebrar el principio" que atribuye a la Administración la responsabilidad por los daños ocasionados por las especies no cinegéticas, y a los titulares de los derechos cinegéticos en cada caso las de las especies cinegéticas. No obstante, anunció que se trabaja en un nuevo reglamento de caza, que espera en que pueda estar aprobado en el primer trimestre de 2013.

María Jesús Álvarez recordó que el mapa cinegético regional cuenta con alrededor de 60 cotos en la actualidad, que abarcan cerca del 70% de la superficie regional. La declaración y adjudicación de los cotos regionales, explicó, es un trámite "administrativamente largo y complejo". En total, desde febrero de 2011 se han tramitado para su adjudicación un total de 44 cotos regionales, de los cuales 39 están adjudicados a sociedades de cazadores, tres están en trámite de adjudicación y dos quedaron desiertos. Con la adjudicación de los tres pendientes se concluirá el proceso en 2012, y para que finalice el ciclo de total renovación de este tipo de espacios, en 2013 deberán constituirse y adjudicarse seis cotos más (Cabranes, Ribadedeva, El Esplón, Parres, Carreño y Morcín); tres en 2014 (Villa de la Sidra, La Marea y Aller); dos en 2016 (Ibias y Tineo); uno en 2017 (Carrión); dos en 2018 (Llanera y San Martín del Rey Aurelio) y dos en 2019 (Langreo y Lena).

La consejera explicó que los cotos regionales que se han ido declarando desde febrero de 2012 han salido a adjudicación en base a un nuevo pliego, elaborado y aprobado por el anterior Gobierno, previa consulta al Consejo Regional de la Caza. A su juicio, este procedimiento desvirtúa en parte el equilibrio buscado en la adjudicación entre los distintos factores que integran la realidad de las sociedades cinegéticas y su repercusión sobre el mundo rural y el medio ambiente. Además, indicó que a fecha de hoy existan una minoría de cotos cuyo procedimiento de licitación se ha realizado con unos pliegos diferentes, creando cierta desigualdad entre el condicionado exigido a cada una de las sociedades gestoras.
 
No obstante, María Jesús Álvarez resaltó que el equipo actual de la consejería ha preferido mantener el pliego actual en los últimos cotos licitados, pese al convencimiento de que era mejor el anterior, pero se ha entendido que beneficiaba menos a la caza y al mundo cinegético los cambios continuos con la incertidumbre que generan. En cualquier caso, los cotos cuyo procedimiento de adjudicación se ha desarrollado bajo este pliego han sido un total de 11, de los cuales nueve están adjudicados y tres en trámite de adjudicación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de