Enfermedades infecciosas

La mayoría de las enfermedades infecciosas que de manera general emergen como epidemias humanas tienen su origen en los mamíferos. Pero se sabe muy poco sobre los patrones globales de la transmisión de bacterias, virus, y parásitos de mamíferos (que se convierten en huéspedes) a humanos.

Para demostrar cómo se distribuyen los mamíferos portadores de estos patógenos, un equipo de la Universidad de Georgia (EE UU) ha cruzado información procedente de la base de datos del Global Infectious Disease and Epidemiology Network (GIDEON) y de los mapas de distribución de mamíferos publicados por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). El resultado se publica en la revista Trends in Parasitology.

El estudio presenta mapas que incluyen datos de 27 órdenes de mamíferos terrestres, incluyendo los murciélagos de la rabia, los camellos de Oriente Medio que transportan un síndrome respiratorio, el ganado que transmite enfermedades por la alimentación y unas 2.000 especies de roedores. 

Los brotes de infecciones causadas por patógenos que se originan en huéspedes no humanos (llamadas zoonosis) son por naturaleza impredecibles, pero los nuevos mapas revelan otros patrones. Contrariamente a lo que se podría imaginar, no es donde mayor biodiversidad hay (en los trópicos), donde se encuentra un mayor número de estas enfermedades y de mamíferos huéspedes. 

Los roedores, más probabilidades de transmitir

Según el trabajo, más del 10% de los especies de roedores (unas 244) son huéspedes zoonóticos y transportan 85 enfermedades transmisibles al humano. Aunque los carnívoros transportan más patógenos, “las probabilidades de entrar en contacto con un roedor son mayores dada su abundancia, distribución y fácil convivencia con los humanos”, recalca Han.

A pesar de su mala reputación, los murciélagos transportan muchas menos infecciones que los roedores (25). Los primates son portadores de 61 de ellas y el ganado de 59. Para los científicos, conocer estos datos permitirá prevenir los efectos colaterales de la enfermedad de animales a humanos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de