La mayoría de los peces son mujoles –Mugil cephalus– de agua dulce, aunque también han descubierto ejemplares de lubina –Dicentrarchus labrax-, en un episodio que fue detectado la semana pasada, según ha avanzado este martes el portal de noticias 3/24.

Los análisis de los cursos fluviales de la zona realizados por la ACA han confirmado que las aguas se sitúan "dentro de los parámetros normales", por lo que las mismas fuentes han descartado un episodio de contaminación y han achacado las muertes al frío registrado en la zona durante los últimos días.

En concreto, la persistencia de la ola siberiana podría haber provocado la congelación de algunos tramos de los ríos que a causa de las pocas lluvias bajan con escaso caudal, mientras que la persistencia del mar de fondo habría reforzado esta tendencia.

La ACA ha explicado que, después de los avisos cursados por los Agentes Rurales y la policía local de Begur, las inspecciones también han constatado que las muertes no se han incrementado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de