Alrededor de 400 vecinos de las inmediaciones de la Alameda de Osuna, cerca del Pasillo Verde en el madrileño distrito de Barajas, se han manifestado ayer por la tarde, en torno a las 20.00 horas, para protestar contra la tala de 58 árboles en la zona.

Dicha tala, llevada cabo por el Ayuntamiento de Madrid, fue detenida ayer hasta que se estudie uno por uno el caso de cada ejemplar, después de que los vecinos denunciaran ayer lo que, a su juicio, es una "auténtica bestialidad". Hasta ahora, 22 árboles han sido cercenados.

La concejal del PSOE del distrito de San Blas, Almudena Fernández, lamentó el panorama que se encontraron en la manifestación, pues han visto "que muchos de los árboles por desgracia no están, y otros están a medio talar".

Fernández exigió que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, "explique el motivo, porque no lo había, ni permisos siquiera" y dijo que los vecinos no pudieron evitar la tala de los 22 primeros árboles "porque comenzaron a cortarlos a una hora muy mala, las tres de la tarde, cuando no hay nadie por aquí".

La concejala socialista explicó que van a trasladar sus quejas al Pleno del distrito de Barajas porque "no se puede consentir esta tala sin sentido". Además, ironizó: "A esta zona le llaman el Pasillo Verde, y el alcalde no hace nada más que talar árboles en ella".

Por su parte, la concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Madrid, Raquel López, denunció ayer que, en contra de lo que dice el Consistorio, que alude a la enfermedad o al mal estado de los árboles para proceder a su tala, "los ejemplares están impecables, en perfecto estado, ni secos, ni nada".

Criticó además el segundo argumento dado desde el Ejecutivo local: "Las mancomunidades afectadas por la tala están en contra de la misma y no lo han solicitado", apostilló López, quien añadió que los vecinos seguirán adelante con su protesta si se sigue con la tala.

"Si lo que quieren es mejorar el entorno, lo mínimo es preservar los árboles, no quitarlos", dijo López, quien además expresó que "no hay política medioambiental en el Ayuntamiento, sino de derroche", ya que repoblar estos árboles "sanos" cuesta dinero, pero además, "luego no se conservan", concluyó.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de