Esta iniciativa ha pretendido preservar y mejorar la biodiversidad y el patrimonio etnográfico de la Montaña Pasiega y Oriental de Cantabria, concretamente en las cabeceras de los valles del Pas, Miera, Asón y Soba. Además, incluyendo las vertientes sur y este del macizo, situadas en las provincias de Burgos.

Para lograr todo ello FNYH ha incrementado la superficie forestal con la plantación de 5.000 ejemplares de frondosas autóctonas en 8 hectáreas, con la colaboración puntual de voluntarios. El espacio reforestado se ha localizado en la Red de Fincas del Alto Pas, gestionada por FNYH. Así como en el hayedo de Busturejo, localizado en el término municipal de Espinosa de los Monteros.

En el mismo sentido se han protegido frente a la propagación de incendios 100 hectáreas forestales, utilizando técnicas de manejo tradicional basado en un sistema silvopastoral con rebaños de oveja lacha, raza autóctona local.

Junto a la acción de conservación Bosques Flotantes ha tratado de acercarse a la población local, mediante la puesta en marcha de talleres formativos acerca de la sensibilización sobre el uso sostenible de los recursos y las energías renovables en el hogar, orientados a mujeres rurales, como vector de propagación del mensaje. La celebración de diversas jornadas de voluntariado ambiental ha permitido que el resto de la población interesada se haya podido acercar a este magnífico espacio de la Montaña Pasiega, descubriendo sus valores ambientales pero también las amenazas.

A la conclusión del proyecto desde FNYH se apunta, con satisfacción, que Los Bosques Flotantes: gestión forestal contra la erosión y el Cambio Climático han aumentado la capacidad de retención hidrológica, contribuido al freno de la erosión en las cabeceras fluviales y prevenida la propagación de incendios en este territorio Pasiego.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de