Como se puede observar en las imágenes, distribuidas por PACMA, un operario del centro mata a las aves en las instalaciones del zoo, cuando tal práctica es ilegal según Real Decreto 54/1995, de 20 de enero, sobre protección de los  animales en el momento de su sacrificio o matanza. Puesto que no cuenta con un matadero homologado ni se lleva a cabo a manos de personal capacitado para evitar el sufrimiento de estos animales.

Tras golpear a las aves en el cuello y cabeza, éstas permanecen vivas tiradas en el suelo agonizando durante un largo tiempo. La normativa vigente deja claro que no se debe causar agitación, dolor o sufrimiento evitables durante las operaciones de sujeción, aturdimiento, sacrificio y matanza a los animales.

La organización asegura que el servicio de Innovación Tecnológica Ganadera de la Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Generalitat Valenciana, ha ignorado la prueba documental donde se muestra claramente el sufrimiento delas aves antes de su agónica muerte.

La  denuncia del PACMA se suma a la de la Comisión Europea que, en junio de 2009 ya denunció a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por el incumplimiento de los mínimos requisitos legales establecidos por el Decreto Regional 83/2007 y la Ley 31/2003 de parques zoológicos en once Comunidades Autónomas, entre ellas la Comunidad Valenciana.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de