La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) ha explicado que las tasas de supervivencia son bajas en este tipo de casos y ha confirmado que se trata de ballenas piloto de aleta corta, que suelen viajar en manadas de entre 25 a 30 animales y que tienen un peso que puede alcanzar las tres toneladas.

Las ballenas fueron vistas por primera vez en la tarde del martes, cerca del Golfo de México, tal y como ha señalado la portavoz del Parque Natural, Linda Friar. Este tipo de animales se suelen encontrar en aguas profundas en zonas tropicales y templadas.

Los biólogos realizarán las investigaciones pertinentes para tratar de determinar por que las ballenas se dirigieron hasta esta zona, donde han quedado varadas. De momento, las labores de rescate se retomarán en cuanto salga el sol, aunque los responsables de estas tareas advierten de que se encuentran en una zona de acceso muy complicado, principalmente por los bancos de arena.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de