Una ola gigante debido al movimiento sísmico de unos 2,2 metros de alto inundó esta noche varias partes de Yakarta mientras el Gobierno de la ciudad y los ciudadanos intentaban contener el agua con diques de emergencia, informaron las autoridades.

La altura del agua sobrepasó las predicciones, mientras que el Banco Mundial, que supervisa las inundaciones y olas gigantes en Yakarta, advirtió la semana pasada de la posibilidad de que llegase una ola de 1,2 metros a varias partes de la ciudad. Las autoridades de la capital, donde viven más de 10 millones de personas, han estado colocando sacos de arena y redes llenas de piedras para intentar contener el agua.

La ola gigante hundió completamente varias áreas cercanas a la costa durante unas horas, dejando a cientos de personas atrapadas en sus casas, aunque la carretera principal que conduce al aeropuerto no resultó afectada. "Aún estamos usando (diques de) emergencia, usando rocas de río y sacos de arena, ya que los diques permanentes no estarán terminados hasta julio o agosto", afirmó el subdirector de la Agencia de Trabajo Público de la capital, Budi Widiantoro.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de