Imagen ola
Imagén ola

En la madrugada del viernes 23 al sábado 24 de enero de 2009, durante el violento temporal que azotó casi toda España, la Boya Augusto González de Linares (Boya AGL) del Instituto Español de Oceanografía, registró dos enormes olas: una de 26,13 metros y otra 24.65 m (26 metros corresponde a la altura aproximada de un edifico de viviendas de entre siete y ocho plantas). Como resultado de un oleaje para el cual sus anclajes no estaban previstos, los anclajes de la boya se rompieron y ésta quedó a la deriva. Sin embargo, sus sistemas telemáticos continuaron transmitiendo, lo cual permitió localizarla y rescatarla frente a las costas de San Sebastián. En fechas próximas será fondeada de nuevo en su emplazamiento original y volverá a emitir en tiempo real importante información científica y práctica de tipo oceanográfico y meteorológico. Los datos de la boya son transmitidos internacionalmente mediante los sistemas de Puertos del Estado y la Agencia Estatal de Meteorología para su utilización en los modelos océano-meteorológicos nacionales e internacionales.

Parte de ellos están disponibles para todo el público en esta web



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de