El desarrollo de este proyecto posibilita nuevas recomendaciones a las administraciones competentes con medidas correctoras y directrices a tener en cuenta a la hora de la planificación y desarrollo de este sector industrial.

Dicha jornada será inaugurada, el próximo día 8 de junio, por la viceconsejera de Industria y Energía del Gobierno de Canarias, Francisca Luengo; el director general de Protección de la Naturaleza perteneciente a la Viceconsejería de Medio Ambiente, José Fernández Pérez, el consejero delegado del ITC, Nicolás Díaz Chico y los directores generales de CANARAGUA y ELMASA.

Este evento está organizado por el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) en colaboración con las empresas del sector del Agua y la Desalación, CANARAGUA y ELMASA Tecnología del Agua, y se celebrará en el salón de actos del Edificio Usos Múltiples I, ubicado en la calle Profesor Agustín Millares Carló, 22, en Las Palmas de Gran Canaria.

La jornada está dirigida a técnicos de consejerías de medio ambiente y agua de cabildos, Gobierno Autónomo y/o ayuntamientos costeros, investigadores de las universidades canarias, empresas del sector del agua y medio ambiente, autoridades competentes en materia de agua y medio ambiente, administraciones públicas y público en general.

Proyecto VENTURI

El proyecto VENTURI, coordinado por el ITC, con la participación del Instituto Canario de Ciencias Marinas (ICCM), el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas del Ministerio de Fomento (CEDEX), la empresa de modelización DHI y las empresas CANARAGUA y ELMASA, ha sido subvencionado por el Programa Nacional de Proyectos de Desarrollo Empresarial del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y tenía como objetivo evaluar la eficacia de los difusores venturi como dispositivos para maximizar la dilución de la salmuera en el medio marino, valorando su capacidad de mejora en los procesos de mezcla, tanto en ensayos de laboratorio como en ensayos de campo.

Otra finalidad era determinar el impacto ambiental del vertido de salmuera en el ecosistema marino, evaluando su efecto antes y después de la instalación del difusor, así como a través de ensayos en mesocosmos (toxicidad aguda y crónica). Para llevar a cabo este estudio se escogieron las praderas marinas de Cymodocea nodosa (sebadales) como excelentes bioindicadores de la calidad del agua del entorno.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de