El sindicato UGT ha denunciado que “la privatización del agua en Madrid empeorará la calidad del servicio y aumentará el precio”. desde la sede de Madrid afirman que la privatización del Canal de Isabel II planeada por el Gobierno regional dará lugar al “despilfarro de un recurso de primera necesidad como es el agua, lo que redundará en el aumento del precio”.

UGT asegura que se prejudicará a los ciudadanos madrileños que disfrutan de una de las aguas con mayor calidad de todo el país.

“No hacen falta infraestructuras”

Asimismo, rechazan los argumentos que aluden a la necesidad de hacer frente a inversiones nuevas, como la construcción de dos nuevos embalses, ya que actualmente,aseguran, no existe dicha necesidad, dado que el suministro de agua a los ciudadanos de Madrid está garantizado.

“Hay que evitar que los beneficios obtenidos no se destinen a otros fines, como las tres salas de teatro planeadas (por valor de 90 millones de euros) o el campo de golf de Canal abierto recientemente”.

La calidad, ¿afectada?

El sindicato también denuncia que la privatización provocará una pérdida notable de la calidad del servicio, pues los beneficios generados no se reinvertirán en este particular u otros públicos, sino “en el reparto de dividendos, que además serán ventajosos por no existir un mercado del agua y contar con un monopolio”.

UGT entiende como “inadmisible” que una empresa pública eficiente como ésta sea dilapidada “por un mero capricho”, que por otra parte -declaran-, no ha sido en ningún momento razonado, como tampoco se ha justificado su viabilidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de