Para ello, abogan por "armonizar los intereses particulares y colectivos: iniciativa privada, administración local y colectivos que representan la sociedad" con el objetivo de "restituir la funcionalidad" de los espacios hídricos. Así lo ponen de manifiesto en el libro "Las galerías de agua en la cuenca hidrográfica del Júcar. Un patrimonio hidráulico en el Mediterráneo español" editado en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ).

El ejemplar, el tercer volumen de la colección Patrimonio Hidráulico y fruto del trabajo conjunto entre ambas instituciones, ha sido presentado este miércoles por el director de la investigación Jorge Hermosilla, el rector de la UV, Esteban Morcillo y la presidenta de la CHJ, Maria Ángeles Ureña.

En él, se descubren las 132 galerías de agua contabilizadas alrededor de la cuenca del Júcar, todas ellas de "enorme diversidad" pero con un componente histórico originario común: los microregadíos musulmanes de aguas subterráneas, ha recordado Hermosilla.

Asimismo, el profesor ha destacado que el 73% de las galerías que se conservan, y que datan del siglo XIX y principios del siglo XX, son "aún funcionan" y la mayoría se usan para el regadío. Además, el 43% son elemento patrimonial en activo y "el 60% se encuentra en óptimas condiciones de conservación".

El ejemplar, que ha llevado cuatro años de trabajo (2007-2011), aborda varios aspectos de las galerías de agua, como las técnicas y los materiales constructivos; sus vinculaciones históricas; las tipologías halladas; los valores ambientales, funcionales y patrimoniales; así como el estudio minucioso de una decena de galerías representativas.

Se convierte así en una obra de consulta "imprescindible" para los interesados en esta técnica de captación, y en extensión, para la sociedad, que precisa de una labor de concienciación de la dimensión de este elemento patrimonial.

En concreto, ha destacado por su parte el rector, este libro "profundiza en el conocimiento del patrimonio hidráulico valenciano" y ha apuntado la necesidad de su difusión. Según Morcillo, "se trata de un trabajo sobre de el regadío histórico, un patrimonio inmaterial del pueblo valenciano que debemos preservar para las generaciones futuras".

Es fruto de la colaboración de las dos instituciones, "una colaboración necesaria en defensa de los intereses de la ciudadanía, necesaria también para desarrollar proyectos innovadores y solventes como el que hoy presentamos. Especialmente es necesaria esta colaboración en los tiempos difíciles que vivimos derivados de la difícil situación de crisis económica, financiera y fiscal que atravesamos", ha subrayado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de