Miguel Ángel Silvestre, "El Duque", en el cortometraje The End

La ministra española de Medio Ambiente, Elena Espinosa, presentó en la reciente edición del V foro Mundial del Agua, el cortometraje THE END, de Eduardo Chapero-Jackson, que aborda los principales problemas del agua.

Rodado en Almería con la colaboración de "El Duque"

Tras ganar el Premio al Mejor Cortometraje Europeo en el Festival de Venecia y la Academia del Cine Europeo con su cortometraje "Alumbramiento", el director Eduardo Chapero-Jackson ha recibido el apoyo de numerosas empresas e instituciones andaluzas para su tercer trabajo. Rodado íntegramente en Almería, aborda el problema del agua apoyado en un reparto internacional y con la colaboración del actor español Miguel Ángel Silvestre, conocido entre otros por su famoso papel de "El Duque"

Su pre-estreno mundial tuvo lugar en Zaragoza, en la última semana de la EXPO del Agua. En Diciembre se presentó en el Congreso Nacional del Medioambiente y la pasada semana se proyectó en el 5º Foro Internacional del Agua en Estambul.

Sinopsis

El que fue una vez un verde, próspero y tranquilo estado de la zona noreste de los Estados Unidos es ahora una vasta región desértica debido a la sequía provocada por la actividad humana. El agua es ahora un bien escaso, dando lugar a un estado de conflicto creciente en la sociedad. El derecho a la posesión de armas por parte de la población civil no hace más que incrementar la tensión. En este clima, un grupo de civiles que buscan arrebatar el control del agua a las compañías privadas y organismos gubernamentales asalta un convoy escoltado de la reserva federal de agua potable. Accidentalmente, en el altercado se ve involucrada una familia media norteamericana, que tendrá que enfrentarse así a una lucha por su supervivencia.

Nota del Director

"El agua es la pura esencia de la vida. Sin ella sólo hay muerte, desierto y vacío. La humanidad se dirige a su suicidio si continua maltratando su fuente. Ya no sólo por secarla e intoxicarla, sino por provocar con ello el emerger de lo más oscuro de las emociones humanas. Todos llevamos dentro la semilla del miedo y la desconfianza, del egoísmo, de la explotación, de la pereza, del dolor convertido en ira destructiva que se retroalimenta. Todo se nos puede escapar de las manos. Podemos perderlo todo. Todo. Somos criaturas a las que se nos hace muy difícil detener la grandes impulsos que nos arrastran. The End es una mirada a nuestro choque terminal. Quizás para así recordar nuestro comienzo, e inspirar el deseo de recuperarlo.

Estamos hechos de agua, somos agua, cuidarla es cuidarnos a nosotros mismos. Estamos a tiempo de escapar de la pesadilla. Yo tan sólo he pretendido imaginarla y mostrar cómo sería vivirla. Acercarme a ese desgarrador sinsentido tan bien capturado en otro The End, la famosa y terriblemente bella canción de The Doors:

Este es el fin
Hermoso amigo
Este es el fin
Mi único amigo, el fin

De todos nuestros elaborados planes, el fin
De todo lo que hay y existe, el fin
De seguridades o sorpresas, el fin
No podré volver a mirarte a los ojos… otra vez

Puedes imaginarte lo que será
Tan ilimitado y libre
Desesperadamente necesitados… de una… mano de algún extraño
En una… tierra desesperada

El oeste es lo mejor
El oeste es lo mejor
Ven aquí, y nosotros haremos el resto

Perdidos en un romano… paisaje salvaje de dolor
Y todos los niños han perdido la cordura
Todos los niños han perdido la cordura
Esperando la lluvia de verano."



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de