Sin duda la cuestión de agua y saneamiento y tratamiento de afluentes de aguas negras es un tema muy importante para América Latina porque la cobertura no es muy buena para el saneamiento", dijo Braga en el marco de la inauguración de la segunda edición de la Semana del Agua Latinoamericana, que se celebra en Ciudad de México.

De acuerdo con Vanessa Rubio, subsecretaria mexicana para América Latina, el 94% de la población en la región accede al agua potable, aunque no así 110 millones de personas.

Braga precisó que los países de Centroamérica y el Caribe enfrentan mayores dificultades para resolver los problemas de agua derivados de los efectos del cambio climático y sus repercusiones negativas, como la sequía y las inundaciones en algunas regiones.

Además, según él, esa región es la que requiere más apoyo para crear infraestructura de generación de energía.

"El tema de saneamiento no es bueno en ninguno" de los países latinoamericanos, indicó Braga.

Al participar en la inauguración de la Semana del Agua, Rubio coincidió en que la disponibilidad de agua limpia y segura en los países de América Latina es muy variable, pese a que cada año la región recibe el 30% del volumen total del líquido a través de las lluvias.

A modo de ejemplo, mencionó que la cuenca del Amazonas contribuye con el 20% del agua superficial del mundo.

América Latina cuenta al año con un volumen de agua promedio por habitante equivalente a cuatro veces el promedio mundial, añadió la funcionaria.

En la Semana del Agua participan representantes de varios países latinoamericanos, quienes coincidieron en que el cambio climático ha generado grandes problemas para las formas de producción agrícola tradicional y la seguridad alimentaria



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de