La inversión prevista para esta actuación asciende a 11.292.210 euros. Esta actuación forma parte de las obras de Saneamiento de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, que tienen por objeto la recogida, tratamiento y evacuación al mar de sus aguas residuales. Estas obras proyectan una red de colectores que, captando los vertidos de los actuales municipios afectados recogidos en el pretratamiento de Argoños, dirigen los mismos hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de San
Pantaleón. Allí se tratan junto con los procedentes de los núcleos de Noja, Isla y Meruelo y se bombean a una cámara de reparto que los vierte, a través del emisario terrestre, al emisario submarino.

Las obras que componen el proyecto son, fundamentalmente, las siguientes:

Colector General a EDAR: arranca en el bombeo de Argoños y llega a la EDAR de San Pantaleón. Consta de un tramo en impulsión hasta la cámara de válvulas y otro, en gravedad, desde ésta hasta la EDAR.

Impulsión a emisario submarino: se trata, en realidad, de dos impulsiones. La primera arranca en el bombeo de Argoños y envía los alivios hasta la cámara de válvulas y, desde aquí, se vierten al emisario submarino a través del túnel del emisario terrestre. La otra impulsión arranca en la EDAR y envía el agua tratada a la cámara anterior y desde ésta al emisario submarino, igualmente a
través del emisario terrestre.

Túnel a emisario: su misión consiste tanto en dirigir los caudales desde el túnel anterior al emisario submarino como en servir como depósito de limpieza del mismo.

Cámara de válvulas: en la zona de unión de los dos túneles se dispone de una cámara de válvulas.

Restitución del entorno en las bocas del túnel de Argoños y EDAR: comprende dos actuaciones diferentes. Una de ellas es de carácter funcional para permitir los accesos a estas bocas de manera que se facilite la explotación y el mantenimiento. La otra actuación es de carácter ambiental y pretende devolver  al entorno las características iniciales que tenía antes de la intervención.
Esta actuación eliminará todos los vertidos a las Marismas de Santoña y recuperará la calidad de las aguas de una de las zonas intermareales más importantes de todo el litoral cantábrico, tanto por su productividad biológica como por su función como zona de invernada y de paso para numerosas especies de aves migratorias.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de