Si se considera el gasto enérgetico podría incrementar dicho ahorro del agua

ÀlvarEscrivà-Bou, investigador del IIAMA-UPV (Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la UniversitatPolitècnica de València) durante su etapa doctoral, ha indicado que el ahorro de agua se podría incrementar significativamente “si los consumidores tuvieran en cuenta los gastos energéticos asociados al consumo de agua”.

Este es uno de los resultados del estudio efectuado en su tesis doctoral “TheWater-EnergyNexus: a bottom-up approachforbasin-widemanagement”, que analiza la relación de los consumos de agua y energía, en diferentes escalas, desde el consumo en los hogares hasta la gestión a nivel de cuenca. El estudio incluye un fuerte componente ambiental, ya que analiza la disminución de gases de efecto invernadero cómo consecuencia de la implementación de medidas de gestión conjunta de agua y energía.

El proyecto, co-dirigido por el profesor JayLund, de la Universidad de California y el sub-director del IIAMA y profesor de la UPV, Manuel Pulido, se ha efectuado a partir de los datos obtenidos durante la investigación realizada en los últimos tres años. En ella, se ha utilizado un novedoso enfoque “bottom-up” (de abajo arriba) que incluye diferentes escalas de análisis y en la que los resultados de los primeros niveles se van incorporando en los análisis de los niveles superiores. 

De este modo, utilizando modelos de simulación y optimización para el análisis del uso residencial de agua y energía asociada, el Dr. Escrivà-Bou ha obtenido qué inversiones serían rentables para los hogares, al mismo tiempo que reducirían el consumo de agua y energía.

Programas de información

Por ello, el miembro del IIAMA reclama que se efectúen programas de información de las consecuencias positivas que tienen estas medidas de ahorro de agua en el medio ambiente. “Ya no es simplemente por un tema económico, sino porque también afecta al cambio climático. Cuando menos consumo de agua realizas, menos gasto de energía produces y por tanto menos gases de efecto invernadero viertes a la atmósfera”.

Efecto a nivel de cuenca

El Dr. Escriva-Bou señala que uno de las conclusiones obtenidas es que con el cambio de riego por manta a goteo, “se ha incrementado un 20% el uso de energía, mientras ha disminuido el gasto de agua”. En este caso, el investigador valenciano resalta que debemos evaluar “la eficacia de las medidas teniendo en cuenta los balances a nivel de cuenca considerando los efectos en todos los sectores”. 

California, pionera en infraestructuras hidráulicas

El proyecto se ha llevado a cabo en California (EEUU), una región muy concienciada con el cambio climático y su impacto sobre el agua. El científico valenciano destaca que este estado tiene unas condiciones climatológicas y socio-económicas muy similares al sudeste de la Península Ibérica por el peso de la agricultura en la actividad económica y el importante consumo urbano de agua. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de