Planificación Hidrológica: Estrategia Esencial Contra la Desertificación y Sequía

El Foro de la Economía del Agua subraya la importancia de integrar criterios de planificación hidrológica para enfrentar la desertificación y la sequía. Aunque estos fenómenos no son las causas primarias de la desertificación, la escasez de agua agrava la aridez y la degradación del suelo.

Enfoque Innovador: Neutralidad de Degradación de las Tierras

En el libro «Desertificación, cuando el territorio hace aguas», el investigador Jaime Martínez-Valderrama expone los fundamentos históricos y conceptuales de la desertificación, proponiendo el enfoque innovador de la Neutralidad de Degradación de las Tierras (NDT). Este planteamiento va más allá del ámbito climático y la reforestación, abogando por un equilibrio entre la explotación y conservación del suelo mediante una planificación territorial adecuada. El Día Internacional contra la Desertificación y la Sequía, celebrado cada 17 de junio, busca concienciar al público sobre la posibilidad de combatir estos problemas a través de la cooperación.

Durante la presentación del libro en Madrid, coincidiendo con el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, se destacó que el 2024 marca el 30º aniversario de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación. Naciones Unidas indica que el 40% de las tierras del planeta están degradadas, afectando directamente a la mitad de la población mundial. Desde el año 2000, los periodos de sequía han aumentado un 29% y, sin medidas urgentes, podrían afectar a tres cuartas partes de la población mundial para 2050.

Planificación Hidrológica como Pilar Fundamental

Estanislao Arana, director académico del Foro de la Economía del Agua, enfatizó la necesidad de la planificación hidrológica como pilar para combatir la desertificación. A pesar de no ser la causa principal, la escasez de agua intensifica la aridez y la degradación del suelo. Lucía Pires, directora de Estrategia y Contenidos del Foro, explicó que la NDT busca un balance entre explotación y conservación del suelo, utilizando conocimientos y tecnología para que la gestión de recursos hídricos contribuya a mitigar la desertificación.

Desafíos de la Desertificación

Jaime Martínez-Valderrama resaltó que la desertificación, que afecta casi la mitad de la superficie terrestre y tres cuartas partes de España, es una degradación de zonas áridas debido a una mala gestión territorial y la degradación de los recursos hídricos. Carlos Mario Gómez, catedrático de la Universidad de Alcalá, insistió en la importancia de abordar la desertificación como un desafío crítico, especialmente en las zonas áridas del Mediterráneo. La economía circular ha mejorado la eficiencia en el uso del agua, pero no es suficiente para detener la degradación del suelo y las tendencias insostenibles. Las regiones áridas, aunque técnicamente eficientes en el uso del agua, siguen utilizando más de lo disponible, degradando la calidad del agua y volviéndose más vulnerables al cambio climático.

Reflexiones Finales

La serie «Escritos del Agua» del Foro busca divulgar reflexiones académicas y científicas sobre la gestión sostenible y eficiente del recurso hídrico, con énfasis en su manejo urbano y su conexión con los desafíos globales identificados en la Agenda 2030.

 

Redacción Ambientum



0 0 votes
Valoración
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments