El pasado lunes 27 de febrero, la Vicepresidencia del Gobierno publicaba en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) la adjudicación directa a la empresa Radiometer Physics Gmbh para la instalación y puesta en servicio de un equipo radiómetro, en especial rayos infrarrojos.como instrumentación para el proyecto de incremento de la precipitación en forma de nieve, mediante tecnologías de estimulación de las nubes, en la cuenca del río Lozoya. El contrato asciende a 118.500 euros y el organismo adjudicador es el Canal de Isabel II.

A pesar de la absoluta falta de información al respecto, Ecologistas en Acción, ha podido conocer que el Canal de Isabel II está incluido en el Proyecto TecoAgua, liderado por la empresa privada Befesa Agua. El objetivo principal de este proyecto es el desarrollo de tecnologías para la generación de recursos hídricos alternativos, entre los que se encuentra la estimulación de las nubes para favorecer las precipitaciones en forma de nieve. Por tanto, parece que existe una relación directa entre la publicación en el BOCM y el proyecto TecoAgua.

Ya en 2006, Esperanza Aguirre y el Gerente del Canal de Isabel II, en ese momento Ildefonso de Miguel, declaraban que este tipo de tecnologías suponían un coste de un millón de euros anual y requería disponer de una flota de avionetas que disparasen yoduro de plata a las nubes. Desde entonces no se ha vuelto a conocer dato alguno sobre la intención y actividades del Gobierno regional.

Ecologistas en Acción considera necesario que los ciudadanos y en concreto las organizaciones ecologistas tengan acceso al proyecto por el impacto ambiental que pudiera suponer. Según lo publicado en el BOCM, el equipo radiométrico se instalará en la cuenca del río Lozoya, una de las zonas más valiosas ambientalmente, una de las principales áreas productoras de recursos hídricos y donde se concentra buena parte de los embalses de la región. El sobrevuelo de avionetas y la utilización de productos químicos para estimular la producción de nieve, en esta zona, pudiera ser nefasta para el equilibrio ecológico, la calidad de las aguas y el suelo y por ende para la salud de las personas.

La organización afirma que sería mucho más útil el empleo de estos fondos públicos en llevar a cabo actuaciones de concienciación ciudadana sobre la necesidad de ahorrar agua, así como en reducir las pérdidas en las redes de distribución, establecimiento de jardines de bajo consumo, mayor reutilización de aguas residuales depuradas, etc., todas ellas actuaciones que sí generan un volumen importante y sobre todo real, de agua.

Por todo ello, Ecologistas en Acción ha solicitado información a la Vicepresidencia del Gobierno y ha pedido a la Presidenta de la Comunidad de Madrid que suspenda las actuaciones que se están iniciando para incrementar las precipitaciones de nieve en la región, y que los fondos públicos se utilicen en medidas mucho más reales y eficaces, como las anteriormente indicadas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de