Los cauces de los ríos son bloqueados por varias causas, como:

  • Los sistemas de aprovechamiento de la energía del agua de los ríos para la obtención de energía eléctrica.
  • El almacenamiento de agua para su uso en las necesidades de la población como el riego.
  • El abastecimiento de agua de consumo humano y los usos de empresas industriales o las centrales térmicas de carbón, gas natural o nucleares que evaporan cantidades ingentes de agua para eliminar el calor residual.

Peces

El problema surge cuando se bloquea el remonte de los peces anádromos como los salmones o el descenso de los peces catádromos como las anguilas. En ambos casos se impide el ciclo vital de estos peces causando su desaparición. En el caso del río Miño ya han desaparecido totalmente los salmones y las anguilas.

Además del exterminio de las especies migratorias, los bloqueos de los cauces tienen otras consecuencias como la eliminación de todas las actividades derivadas de la presencia de los peces, como la pesca y el turismo fluvial, así como el daño complementario a la fauna piscívora que se alimenta de peces, como las nutrias, aves y otros depredadores.

Se analizaron las denominadas “escalas salmoneras”, ascensores y otros métodos para facilitar el remonte de los peces por los ríos. A la utilidad de las escalas para facilitar el ascenso de los peces saltarines se une  la inoperancia para el ascenso de peces normales. Los operadores de las centrales no suministran el caudal necesario para su funcionamiento por la carencia de producción de energía eléctrica.

La EdP viene a solucionar la problemática de los ríos por la ausencia de peces migratorios en los embalses: salmones, reos, sábalos, sabogas, lampreas, anguilas, etc…. Como solución a la situación planteada se desarrolla un nuevo sistema respetuoso con la fauna piscícola, aprovechando la energía hidroeléctrica y sin generar daños al medio ambiente.

Escalera de peces

Esta invención se basa en el tornillo sin fin de Arquímedes y supone la posibilidad real del franqueo de obstáculos en los ríos, facilitando el remonte y el descenso de los peces sin problema de espacio ni daño para su integridad física. El recorrido a lo largo del tornillo sin fin no supone ningún esfuerzo para ellos, adecuando su velocidad a la de su desplazamiento normal.

El remonte de los peces se consigue mediante el accionamiento mecánico por motor eléctrico, del tornillo sin fin, situado en un canal adaptado, con el eje inclinado respecto a la horizontal que, al rotar sobre su eje en sentido dextrógiro, permite elevar el agua, incluyendo los peces existentes en ella.

El descenso de los peces se consigue mediante el paso del agua con los peces a través del tornillo sin fin que, induciendo un giro de tipo levógiro en el tornillo produce energía eléctrica mediante el mismo motor eléctrico funcionando como generador.

La venta de la electricidad permite financiar las inversiones del sistema, imprescindible para el cumplimiento de la Ley, sin coste para el concesionario del aprovechamiento de las aguas, ni para la Administración.

La invención patentada facilita el remonte y el descenso por los ríos para los peces, del mismo modo que las escaleras mecánicas eléctricas beneficiaron a nuestra sociedad en la vida cotidiana. Se puede observar el siguiente vídeo:

Fuente: 20minutos,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de