Un complejo turístico de safaris que opera en las tierras tradicionales de los bosquimanos gana está en el punto de mira de la organización Survival International a pocos días de que comience a cotizar en los mercados de valores de Botsuana y Johannesburgo.

El complejo Wilderness Safaris´ Kalahari Plains Camp comenzó a funcionar en la tierra de los bosquimanos, dentro de la Reserva de Caza del Kalahari Central (Botsuana), en 2009, pese a no haber obtenido el consentimiento previo de una comunidad  bosquimana cercana.

Los bosquimanos son el pueblo indígena del sur de África y han vivido en esa zona como cazadores-recolectores nómadas durante decenas de miles de años (desde que la capa de hielo cubría gran parte del planeta). La reserva se creó en 1961 para proteger el territorio ancestral de 5.000 bosquimanos gana, gwi y tsila, así como a los animales de los que dependen para vivir.

Sin embargo, en 2002 el Gobierno de Botsuana expulsó a la fuerza a los bosquimanos de la reserva, un hecho que fue declarado ilegal e inconstitucional por el Tribunal Supremo de Botsuana cuatro años más tarde. A pesar de la sentencia, el Gobierno prosigue con su persecución de los bosquimanos, prohibiéndoles el acceso a un pozo ubicado en su tierra del que dependen para conseguir agua. Al menos una mujer ha muerto de deshidratación hasta la fecha.

El relator especial de Naciones Unidas sobre pueblos indígenas, James Anaya, condenó recientemente la actitud del Gobierno por no actuar conforme a "las pertinentes normas internacionales sobre derechos humanos". También encontró que los bosquimanos "se enfrentan a duras y peligrosas condiciones debido a la falta de acceso al agua" en la reserva. En un intento de lograr acceso al pozo de agua, los bosquimanos han interpuesto una demanda contra el Gobierno,  y ya está programada una vista judicial para el 9 de junio de 2010.

Mientras los bosquimanos tienen que hacer frente a la falta de agua, Wilderness Safaris se describe a sí misma como "la más preciada comodidad del desierto", y los turistas que visitan el Kalahari Plains Camp tienen acceso a un bar y a una piscina, así como a un "paseo bosquimano".

La empresa de safaris comenzará a cotizar en los mercados de valores de Botsuana y Johannesburgo el próximo 8 de abril, en un movimiento que su director, Andrew Payne, ha descrito como "un paso significativo en su evolución".

Fuentes internas a Survival expresaron hoy: "La reserva es la tierra ancestral de los bosquimanos desde hace mucho tiempo y los turistas no deberían ir allí, en absoluto, hasta que no se dé un trato justo a los bosquimanos".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de