La Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM, GFCM por sus siglas en inglés) ha clausurado su reunión anual. Oceana valora que, por primera vez en sus 60 años de historia, la Comisión –compuesta por representantes de los países del Mediterráneo y el Mar Negro– haya acordado medidas de gestión pesquera para recuperar los stocks pesqueros en la zona. El 91% de los stocks del Mediterráneo sufre sobrepesca desde hace décadas y carece de gestión.

El director ejecutivo de Oceana en Europa, Lasse Gustavsson, aplaude este avance: “Los Estados mediterráneos han dado un primer paso importante para recuperar los stocks del Estrecho de Sicilia de la sobrepesca mediante. Un completo plan plurianual contribuirá a acabar con la sobrepesca de la merluza y la gamba blanca. También abordará la pesca de juveniles, que representan la mitad de las capturas de merluza”. Gustavsson también señala que deben tomarse con urgencia medidas contundentes. “Se han sentado las bases de un plan de gestión, pero las partes no han conseguido acordar una drástica reducción de la presión pesquera ni vedas para proteger los juveniles, sino que han pospuesto la decisión a 2016. Ahora los gobiernos tienen un año para demostrar que se toman el problema en serio y que van a emprender todas las acciones necesarias para asegurar un futuro a las pesquerías del Mediterráneo”.

El plan de gestión aprobado por la GFCM incluye tallas mínimas para la merluza y la gamba blanca, limita el número de buques autorizados a pescar y aprueba medidas de control para todos los barcos tunecinos y de la UE que operan en la pesquería. Además, requiere que los científicos aporten recomendaciones el año que viene sobre reducciones de esfuerzo pesquero, incluyendo vedas en zonas de cría y alevinaje.       

Oceana lamenta, sin embargo, que las partes hayan pospuesto el debate sobre la propuesta del Comité Asesor Científico de la GFCM para cerrar tres zonas de cría clave para merluza y gamba. Estas vedas se necesitan con urgencia para proteger a los juveniles y están suficientemente respaldada por la ciencia. Las partes se han comprometido a tener la propuesta en consideración en la próxima reunión, en 2016.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de