Tras las últimas lluvias, la reserva hídrica española se encuentra al 59,9 por ciento de su capacidad, lo que supone un aumento del 0,7 por ciento frente a la semana anterior, según datos del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

Estas cifras sitúan el total de agua embalsada por debajo del año anterior, cuando alcanzaba los 35.132 hectómetros cúbicos (hm³).

Tras un invierno muy seco que hizo temer la necesidad de medidas restrictivas en algunas partes del país, el agua embalsada en el país ascendía el martes a 32.546 hm³, 359 más que una semana antes.

La cuenca del Ebro en particular aumentó sus reservas en 157 hm³, colocándose al 81,3 por ciento, mientras que la del Guadalquivir disminuyó en 78 hm³ en los últimos siete días, quedando en un 44,6 por ciento. A su vez, las cuencas internas de Cataluña se encuentran al 53,8 por ciento de su capacidad.

Las más necesitadas son la cuenca del Segura, al 21,2 por ciento, y la del Júcar, al 26 por ciento.

Por el contrario, el País Vasco – al 100 por cien de su capacidad en sus cuencas internas, al 90,1 por ciento en las externas y la zona Norte II, que abastece a Asturias y Cantabria y se sitúa al 87,2 por ciento, son las que gozan de mejor situación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de