El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, manifestó que en estos momentos no existe una situación de "extrema necesidad" de agua en Barcelona para mantener el decreto ley que autoriza el trasvase, por lo que si se mantiene es por la "necesidad de obras" de las constructoras que "están detrás" del trasvase.

"Si el Gobierno, ante los datos que demuestran que hay agua, mantuviese el trasvase, ya no sería la necesidad de agua de los barceloneses sino las necesidades de obras de las compañías constructoras que están detrás de este trasvase. Queremos decírselo al Gobierno para que responda a las necesidades ciudadanas y no únicamente a los intereses de unos pocos", puntualizó.

Por este motivo, solicitó la derogación "sin esperar" del decreto ley que autoriza el trasvase por parte del Gobierno ya que, según explicó, no hay "ninguna razón" para que se mantenga.

"Nosotros creíamos que era una medida irreversible y propusimos otras medidas de carácter reversible para que Barcelona tuviera garantizada el agua. Se ha visto que el Gobierno se precipitó, tomó una decisión de alto coste y de fuerte impacto desde el punto de vista ambiental contra la nueva cultura del agua", señaló.

Llamazares realizó estas declaraciones en una visita a León, donde estuvo acompañado por el coordinador de IU en Castilla y León, José María González y por el coordinador provincial, Miguel Ángel Fernández Díez.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de