La falta de una gestión eficaz sería una de las principales causas del agotamiento del agua subterránea, la contaminación de los acuíferos e, incluso, la asignación no equitativa de este recurso.

Para revertir esta tendencia preocupante y colmar las insuficiencias, los expertos internacionales y los partes interesadas se reunieron en Nairobi para la 2ª Consulta Regional del Proyecto de Gobernanza de aguas subterráneas, con el objetivo de discutir las prioridades y necesidades regionales y contribuir a un “Diagnóstico global de la gobernanza de aguas subterráneas”. Este diagnóstico servirá como base para un “Marco Global de Acción” destinado a promover las buenas prácticas en la gestión de las aguas subterráneas.

Durante su intervención en la ceremonia de apertura de la reunión, Alice Aureli, especialista principal en el Programa Hidrológico Internacional de la UNESCO, señaló que la formulación de estrategias de buena gestión del agua es necesaria para asegurar la supervivencia del planeta.

"Actualmente estamos frente a desafíos medioambientales y globales sin precedentes, como el crecimiento de la población mundial. Esta podría alcanzar los 9.000 millones de personas en cuatro décadas, requiriendo así una duplicación de la producción de alimentos en tres décadas y la energía suficiente para las necesidades básicas", declaró Aureli.

La experta de la UNESCO añadió que "a estos factores globales hay que superponer los riesgos adicionales generados por el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y los límites de los recursos naturales. Estos riesgos incluyen los fenómenos hidrológicos extremos que pueden provocar graves inundaciones y sequías. En ambos casos, la formulación de buenas estrategias de gestión del agua es fundamental para garantizar la supervivencia del planeta", dijo la Dra. Aureli.

Las aguas subterráneas proveen casi la mitad de toda el agua potable en el mundo y alrededor del 43% de toda el agua de riego. Además, los acuíferos ofrecen una reserva esencial para la población de regiones áridas, proporcionando una fuente fiable de agua, incluso durante largos períodos sin lluvia. Asimismo, el agua subterránea contribuye a mantener muchos tipos diferentes de ecosistemas de los cuales dependen las poblaciones.

Sin embargo, la gestión de los recursos mundiales de aguas subterráneas se encuentra aún en sus inicios. Los procesos de decisión en este ámbito no se apoyan en suficiente información, dando lugar a patrones de uso que no son viables a largo plazo. La gobernanza de aguas subterráneas es aún más compleja cuando los recursos son transfronterizos. Tan solo en África se han localizado más de 40 acuíferos transfronterizos.

Potencial del agua subterránea

El Gobierno de Kenia, país anfitrión de la reunión, dijo que mientras el país sigue teniendo escasez de agua, pues cada habitante dispone aproximadamente de unos 647 m3 por año, los estudios muestran que cuenta con hasta 60.000 millones de metros cúbicos de potencial de aguas subterráneas que necesita ser localizado.

"Las ventajas de las aguas subterráneas son numerosas (su presencia en muchos lugares, la velocidad con la que se puede extraer con un coste relativamente bajo, su resistencia a la sequía y su capacidad para adaptarse a la demanda) y la convierten en un componente fundamental para el suministro de agua en zonas rurales y pequeños poblados, así como para los usos domésticos, en regadíos, industriales y comerciales", declaró el Viceministro de Kenia, del Ministerio de Recursos Hídricos y Riego, el Ferdinand Waititu.

"Tenemos que dejar de tener en cuenta las aguas subterráneas solo cuando se presentan situaciones de emergencia y como un recurso de última instancia. Esta es una visión estrecha que hay que abordar y revertir con el fin de aplicar plenamente los principios de la GIRH. La región subsahariana se enfrenta con varios retos, entre los cuales se cuenta una comprensión insuficiente de los regímenes de las aguas subterráneas y la escasez e inadecuación de los datos y la información. Espero que esta importante reunión regional nos permita esbozar soluciones prácticas para enfrentar los desafíos específicos relacionados a las aguas subterráneas en nuestra región", señaló el David Stower, Secretario Permanente del Ministerio de Agua e Irrigación de Kenia.

La consulta regional para África subsahariana, la segunda de las cinco previstas por el Proyecto de Gobernanza de Aguas Subterráneas, se llevó a cabo en Nairobi, Kenia, del 29 al 31 mayo de 2012. En esta oportunidad, más de un centenar de destacados expertos africanos y los principales actores locales se han reunido para identificar características, prioridades, visiones y dificultades de la región, con el objetivo de contribuir al “Diagnóstico global de gobernanza de aguas subterráneas”.

El diagnóstico es la primera etapa en la elaboración de un “Marco global de acción”. El mismo proporcionará la base técnica indispensable para el proceso de concepción de una visión común, mediante la recopilación de los mejores conocimientos científicos disponibles y recientes sobre los recursos de agua subterránea y su gestión.

El proyecto "Gobernanza de aguas subterráneas: un marco global para acciones locales" fue iniciado por la FAO, la UNESCO, el Banco Mundial y la Asociación Internacional de Hidrogeólogos (AIH) para responder a los nuevos retos globales en la gestión de los recursos de aguas subterráneas. Se trata de una iniciativa de tres años, financiada por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM/GEF).

El objetivo del proyecto es la sensibilización y la concienciación sobre la importancia de un comportamiento adecuado en la gestión y el uso de los recursos hídricos subterráneos, para prevenir y solucionar la crisis global del agua. Como resultado final, el proyecto debería permitir la definición de un “Marco global de acción”, consistente en un conjunto de herramientas de gestión eficaces (políticas, legislación, reglas y prácticas para responsables políticos y partes interesadas).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de