La Generalitat ha decidido pedir al Gobierno que suspenda el polémico trasvase del Ebro a Barcelona, apenas tres semanas después de firmar el proyecto con Madrid, tras el aumento de las reservas de agua de los embalses catalanes.

La vicepresidente primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció el viernes que el Gobierno derogaría esta semana el decreto-ley que autorizó hace mes y medio una conducción urgente de agua a Barcelona si las condiciones que motivaron la situación de emergencia (la escasez de agua) desaparecían.

El consejero de Medio Ambiente catalán, Francesc Baltasar, anunció el martes la decisión de la Generalitat de revocar la interconexión de tuberías para conducir 50 hectómetros cúbicos de agua desde Tarragona a Barcelona tras una reunión del consejo de gobierno.

Las lluvias caídas en las últimas semanas en Cataluña han elevado las reservas hídricas hasta un 54,1 por ciento, frente al 21 por ciento de hace un mes, lo que ha permitido rebajar las restricciones que se aplicaban en la Ciudad Condal, que se encontraba en fase de excepcionalidad II en el sistema Ter-Llobregat que abastece a la urbe.

La obra del denominado "ministrasvase", por la que se iba a construir una tubería de 62 kilómetros de longitud y tenía un coste de 180 millones de euros, ha reavivado el conflicto del agua del Ebro en algunas autonomías, especialmente en Aragón, que ha recurrido el trasvase.

El río Ebro ha registrado el mes de mayo más lluvioso desde 1880, con una precipitación acumulada de 229,3 litros por metro cuadrado, informó el martes la estación meteorológica del Observatorio del Ebro, centro coordinado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Las intensas lluvias han provocado también el estado de alerta en Zaragoza, donde se ultiman las obras de la ExpoZaragoza 2008, la muestra internacional sobre el agua en la que participan más de 105 países y que se inaugura el 13 de junio.

El recinto de la expo, que se encuentra junto al río Ebro, está siendo protegido en las zonas más próximas a la rivera ante la gran crecida del caudal del río que se espera para mañana, y que podría alcanzar entre los 1.800 y 2.00 metros cúbicos por segundo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de