En respuesta a una pregunta oral sobre planificación hidrológica, Ramos ha añadido que el plan hidrológico de la cuenca del Ebro “se está completando” para su próxima aprobación, mientras que el del Tajo, muy complejo, “está a punto de iniciar el trámite de información pública y se espera consolidar el documento final a lo largo de este año”.

El Secretario de Estado ha explicado que, en materia de planificación, y pese al retraso en el cumplimiento del objetivo de la Directiva Marco del Agua (fijaba 2009 el plazo para terminar la planificación de las demarcaciones hidrográficas), el actual Gobierno ya ha aprobado por Real Decreto del Gobierno cuatro nuevos planes hidrológicos (Galicia Costa, Tinto-Odiel-Piedras, Guadalete-Barbate y Cuencas Mediterráneas Andaluzas).

Además, ha detallado que han sido informados favorablemente por el Consejo Nacional del Agua, dando así inicio a la fase final de su aprobación, los planes de las demarcaciones del Miño-Sil, Cantábrico Occidental, Cantábrico Oriental, Guadalquivir y Guadiana.

Ramos ha explicado que “el objetivo esencial a corto plazo es superar esta demora, aprobando los planes hidrológicos pendientes en el menor plazo y dar comienzo a su revisión y actualización para acompasar nuestro proceso de planificación por demarcaciones hidrográficas al general diseñado en la UE”.

Tras el informe preceptivo del Consejo Nacional del Agua (órgano asesor del Gobierno en el que están representados todas las administraciones, organismos y organizaciones relacionados con los distintos usos del agua), todos los planes hidrológicos han de ser aprobados por Real Decreto por el Gobierno.

Desaladoras

En su intervención, Ramos también ha contestado a preguntas orales sobre desalación. Así, el Secretario de Estado ha informado de que, en esta materia, la inversión de los Gobiernos de España en las 51 desaladoras previstas asciende a 1.830 millones de euros (981 corresponde a las 27 desaladoras actualmente en explotación, 841 millones a las 13 desaladoras aún en construcción, y 8 millones a las 11 actuaciones que no han comenzado a ejecutarse todavía).
 
Ramos ha añadido que, para poder explotar las desaladoras aún en construcción y las que aún no se han empezado a ejecutar, se requerirán otros 499 millones de euros adicionales (113 para las que están en construcción y 386 para el resto), a los que habría que añadir los 212 millones de euros necesarios para que las plantas actualmente en explotación sean plenamente operativas (ya que faltan por ejecutar conducciones).
 
“En definitiva, ha resumido Ramos, necesitaríamos 711 millones de euros de inversión para poder finalizar el programa de desaladoras que, sumadas a la inversión ya realizada, elevaría la inversión total a 2.541 millones de euros”.
 
En cuanto a su producción, el Secretario de Estado ha explicado que la producción de agua desalada en instalaciones gestionadas directamente por el Ministerio en 2011 fue de 107 hm3 y, en 2012, ha ascendido a 120 hm3, lo que no llega a un 20% de la estimación inicial. 

El Secretario de Estado ha concluido que “trabajamos para hacer sostenible la gestión del agua en toda España y, especialmente, en el litoral mediterráneo, donde la planificación desmedida de infraestructuras, la falta de acuerdo con los usuarios, la falta de infraestructuras necesarias para la puesta en funcionamiento de muchas plantas, así como diversos problemas de tipo administrativo han ocasionado un desequilibrio hídrico y presupuestario que tratamos de resolver”.
 
Por ello, se ha comprometido a seguir trabajando para llevar a cabo “una planificación de actuaciones realista, ajustada a las necesidades de todas las regiones, teniendo en cuenta todas las infraestructuras y tecnologías existentes”.

Consensuar la norma sobre especies exóticas invasoras

El Secretario de Estado, por otra parte, ha destacado el trabajo desarrollado por el Ministerio con las Comunidades Autónomas de una manera “continuada e intensa” para elaborar un nuevo marco legal consensuado para el control de las especies exóticas invasoras.
 
Ha anunciado que el nuevo texto normativo para regular el control y la erradicación de estas especies, entre las que se incluyen la trucha arcoiris o el mejillón cebra- se someterá el próximo 11 de marzo a la consideración de la Conferencia Sectorial, posteriormente, al Consejo Asesor de Medio Ambiente (CAMA), y  que contará también con informe del Consejo de Estado.
 
Ha explicado que el Ministerio es “plenamente consciente” de que estas especies constituyen una de las principales causas de pérdida de biodiversidad en el mundo y también un “grave riesgo” en España.
 
Por ello, ha subrayado la necesidad de contar con un nuevo texto que sustituya al anterior Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre, que regula el listado y el catálogo de especies exóticas invasoras, tras recordar que esta norma provocó un elevado número de alegaciones por parte de diversas comunidades autónomas y de algunas asociaciones de pescadores.
 
Con la aprobación definitiva del futuro Real Decreto, “dispondremos de una poderosa herramienta, consensuada con todas las administraciones, para hacer frente a la importante amenaza que las especies invasoras suponen para nuestro país”, ha concluido Federico Ramos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de