La semana pasada se celebró en Sevilla una Jornada organizada por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para debatir sobre el Acuerdo Andaluz por el Agua, actualmente en fase de elaboración y negociación con los diferentes agentes económicos y sociales.

Dudas de los regantes de Andalucía

Durante su intervención, el representante de la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua), Julián Borja, ha expuesto las dudas que mantiene ahora mismo su Asociación en relación con la posibilidad de adherirse a este Acuerdo, dudas provocadas por la distancia que existe entre el borrador que está barajando en este momento la Agencia Andaluza del Agua y los planteamientos del regadío.

Estas distancias son particularmente importantes en lo que se refiere al modelo de administración hidráulica, según esta asociación, ya que creen que el principio de unidad de cuenca no quedará preservado si se mantienen las direcciones provinciales que ahora mismo ya funcionan en las cuencas litorales bajo la responsabilidad de los delegados provinciales de medio ambiente.

En palabras de Julián Borja, “conservar ese esquema y reproducirlo en el Guadalquivir significaría tanto como abrir la caja de los truenos de las tensiones políticas y territoriales, convirtiendo las cuencas en auténticos reinos de taifas”.

Este coloectivo ha demandado a la Agencia Andaluza del Agua “mayor determinación y coraje político para acabar con un modelo que no funciona y empezar a construir una verdadera administración hidráulica moderna, eficiente y transparente”.

Afirman que la redacción actual del Acuerdo hace una lectura “demasiado literal de la Directiva Marco de Aguas, que contrasta con la transposición flexible que necesita una comunidad como Andalucía, donde los problemas son más de cantidad que de calidad de las aguas, pues, sin avanzar en la garantía de agua, no se puede avanzar en la calidad”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de