Las obras se desarrollarán a través de dos actuaciones complementarias: el proyecto de saneamiento de la cuenca del río Riosa, con un presupuesto de 2,2 millones de euros (2.265.349,35 euros) y un plazo de ejecución de 18 meses; y la construcción de una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), en la que se invertirán 1,7 millones de euros (1.794,020 euros) y que cuenta con un plazo de 30 meses para su completa puesta en servicio.

Fernández explicó que las obras comenzarán en pocos meses y destacó que suponen una apuesta clara por la mejora de la calidad de las aguas de los ríos asturianos, con lo que esto supone de mejora medioambiental y  de mejora para la calidad de vida de los ciudadanos.

Dos actuaciones fundamentales

Al acto, que tuvo lugar en el Ayuntamiento de Morcín, asistieron también la Directora General de Aguas y Calidad Ambiental, Vanesa Pérez; y los Alcaldes de Morcín y Riosa, Jesús Álvarez y José Antonio Muñiz, respectivamente.

El proyecto comprende dos actuaciones fundamentales: la construcción de los colectores principales, que conducirán las aguas de vertidos hasta el colector interceptor; y la de dos tramos del colector interceptor propiamente dicho, que darán continuidad al proyectado por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) hasta la finca en la que se construirá la futura Estación Depuradora de Aguas Residuales del río Riosa.

Los colectores principales, que tendrán una longitud de 2.782 metros, canalizarán los vertidos de los núcleos riosanos de Muriellos, Doña Juandi, La Marina, y Villamiri; y los de las localidades morciniegas de Praiquín, Porrimán y La Collada. Por su parte, el colector interceptor proyectado, con 3.019 metros de longitud, se construirá en dos tramos.

La Estación Depuradora de Aguas Residuales, EDAR, se ubicará en una parcela situada en la margen izquierda del río Riosa, en el concejo de Morcín. Se ha elegido esta ubicación porque es la que se encuentra más alejada de los núcleos de población y no precisa de bombeo, ya que el colector hace su entrada en la depuradora por gravedad. Esta nueva instalación contará con una conducción de vertido al río Riosa que evacue el máximo caudal a tratar por la EDAR, que será de 120 m3/h.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de