Durante su intervención, Marta Moren afirmó que las empresas españolas son referencia mundial en tecnologías relacionadas con el agua y que España es un país puntero en la utilización de recursos no convencionales, donde las nuevas tecnologías han reducido significativamente el gasto energético.

En ese sentido, la Directora General del Agua subrayó que España apuesta por una gestión sostenible en el uso del agua y por la utilización de todas aquellas tecnologías que permitan optimizar los recursos hídricos existentes, con un bajo impacto ambiental, tales como la reutilización de aguas regeneradas, ahorro, eficiencia, desalación, garantía en los abastecimientos y modernización de regadíos.

Por último, Marta Moren recordó que España es pionera en la gestión del agua por cuencas hidrográficas y que nuestro país presenta un balance hídrico delicado como consecuencia de un régimen de precipitaciones muy variado. Además, ha añadido que esta situación se verá afectada por el cambio climático, factor que será muy importante a tener en cuenta en la planificación y gestión hidrológica.

Por otro lado, Marta Morén visitó la planta depuradora de aguas residuales New Cairo. Se trata de un proyecto de colaboración público-privada (PPP) adjudicado recientemente al consorcio que forma la sociedad Orasqualia, constituido al 50% por la empresa española Aqualia y la empresa egipcia Orascom Construction Industries. Esta instalación, ubicada en El Cairo, dará servicio a un millón de habitantes y tratará 250 m3 de agua diarios.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de