Durante el año 2014 se han reutilizado en Cataluña más de 25 hm3 de agua regenerada, según datos de la Agencia Catalana del Agua. 

Este caudal, muy similar al registrado durante el año 2013, se ha obtenido sometiendo el agua saneada en las depuradoras públicas catalanas a un tratamiento de regeneración para que alcance los niveles requeridos para su uso posterior.

Esta agua regenerada se ha destinado a riego -agrícola, de zonas urbanas y campos de golf-, limpieza de calles, recarga de acuíferos, generación de caudales de mantenimiento y usos industriales entre otros.

De esta manera se evita extraer del medio los más de 25 hm3 de consumos que se satisfacen con el agua regenerada, con el consiguiente beneficio medioambiental.

En 2014 se ha doblado la producción de agua regenerada del terciario de la depuradora de Vila-seca y Salou, pasando de una producción de 1,37 hm3 a cerca de 2,4 hm3. 

Esta cantidad de agua regenerada proviene del terciario de la depuradora de Vila-seca – Salou, donde el agua depurada procedente de las depuradoras de Tarragona y de Vila-seca y Salou se le aplica un tratamiento de regeneración y posteriormente otro tratamiento de doble ósmosis para adecuar su calidad a las necesidades de las empresas del polígono petroquímico de Tarragona.

El máximo volumen de agua regenerada se logró en los años 2007 y 2008, coincidiendo con la grave sequía que afectó a todo el país. En los años siguientes, que en general han sido más húmedos, no ha sido necesaria una producción más elevada de agua regenerada.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de