La diversidad biológica del Báltico es única, dado que se ha adaptado a un mar con características poco frecuentes, pero se enfrente a amenazas desde distintos frentes. Vertidos de nutrientes, sobrepesca y descartes (la práctica de arrojar por la borda pescado muerto no deseado) ejercen una enorme presión sobre los ecosistemas locales. Además, las actuales áreas marinas protegidas registran tales deficiencias de gestión que en algunos casos se permiten prácticas pesqueras destructivas dentro de ellas.

“No estamos aquí para difundir un mensaje pesimista de que el Báltico se muere, sino para impulsar cambios políticos concretos que eviten que siga deteriorándose y contribuir al proceso de recuperación de este mar único”, explica Xavier Pastor, líder de la expedición y Director Ejecutivo de Oceana en Europa. “La forma más adecuada de hacerlo es proporcionando datos científicos sobre la realidad del mar Báltico, y eso es lo que mejor sabemos hacer”.

Un equipo de buceadores, científicos marinos y expertos, auxiliados en algunos casos por un robot submarino, reunirán datos que servirán para reforzar los argumentos de Oceana sobre la necesidad de crear áreas marinas protegidas y gestionarlas mejor. La expedición también documentará la pesca ilegal, bastante habitual en la zona.

“Los países bañados por el Báltico han estado en primera fila a la hora de fijar ambiciosos objetivos pesqueros y conservacionistas. Sin embargo, muchas estrategias políticas se aplican mal y es frecuente escuchar la excusa de que faltan conocimientos exhaustivos sobre este mar. Con nuestro trabajo pretendemos rellenar algunas lagunas y proporcionar herramientas para que los acuerdos ya adoptados se apliquen”, añade Hanna Paulomäki, project manager de Oceana en el Báltico.

Selección de imágenes submarinas del Báltico 

Asimismo, Oceana se ha sumado a varias ONG locales, como Fish y Coalition Clean Baltic, en la “Carrera por el Báltico” (Race for the Baltic), una campaña en bicicleta promovida por Zennstrom Philantropies. Durante tres meses, los ciclistas recorrerán 3.500 kilómetros por las orillas del Báltico para sensibilizar y recoger firmas en apoyo de acciones que permitan devolver el Báltico a un estado saludable.

Oceana es la mayor organización internacional dedicada exclusivamente a la conservación marina. Su equipo europeo, con integrantes de diversas nacionalidades, trata de revertir el declive del medio marino y restaurar los stocks pesqueros para que el sector sea verdaderamente sostenible. Las investigaciones y propuestas de actuación de Oceana para el Báltico han sido utilizadas por HELCOM y determinados gobiernos en el diseño de líneas políticas de actuación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de