El PSOE apuestó ayer por una gestión sostenible del agua como "reto global y desafío moral" y expresó su compromiso con el saneamiento y la cooperación, con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente. "El acceso al agua y garantizar la preservación de los recursos de sus ecosistemas asociados, son premisas fundamentales para lograr el desarrollo sostenible. La lucha contra la pobreza, el hambre, la mortalidad infantil y la igualdad de género no son posibles sin hacer frente a este desafío", aseguró en un comunicado.

Así, los socialistas resumieron en un decálogo las principales acciones en las que se centrarán para lograr estos objetivos, como favorecer la gestión integral del agua incluyendo la incorporación de medidas de adaptación a escenarios de cambio climático, la protección de recursos hídricos y la gestión de éstos con criterios de sostenibilidad medioambiental.

Igualmente, destaca la necesidad de reforzar el sistema institucional de los países para una adecuada gestión del agua, que favorezca una gestión pública, transparente y participativa del recurso; así como garantizar la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales ligados a ecosistemas acuáticos.

Además, subraya la importancia de garantizar el acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento para los más desfavorecidos por causa de la escasez de este recurso con el fin favorecer sus condiciones de salud y bienestar y a invertir en la construcción y mejora de infraestructuras tanto hidrológicas como de saneamiento.

A su vez, plante el desarrollo de políticas de I+D+i que permitan implantar la tecnología necesaria en estos países para la mejora de los sistemas de abastecimiento, depuración o reutilización del agua, junto con el apoyo y formación a colectivos (campesinos, indígenas, jóvenes, mujeres) en capacidades específicas para una gestión eficiente del agua.

Finalmente, plantea la sensibilización de la población hacia este recurso, la lucha contra las desigualdades existentes entre los ámbitos urbano y rural en materia de acceso al agua potable y los servicios de saneamiento y la colaboración con los Organismos Internacionales en favor del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, para reducir a la mitad en 2015, el número de personas que no tienen acceso a servicios de agua y saneamiento.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de