El primer barco cargado con agua procedente del Ebro y seis pozos de Tarragona ha llegado a las 8.50 de la mañana al muelle de la Energía del Puerto de Barcelona en medio de una gran expectación. Se trata de una de las principales medidas excepcionales ante la sequía que sufre Cataluña.

El buque Sichem Defender, de bandera panameña, ha atracado en el puerto de la capital catalana con una carga de 20.000 metros cúbicos de agua, el equivalente al consumo diario de unas 170.000 personas.

Este primer barco servirá para comprobar el correcto funcionamiento de la instalación , según las autoridades. Dentro de dos días, el 15 de mayo, llegará una segunda embarcación de Marsella con agua potable que ya se utilizará para el suministro. El tercero llegará el 19 de también desde la ciudad francesa. La Conselleria de Medio Ambiente prevé que las maniobras de captación de agua acaben a las diez de la mañana.

La llegada del barco se produce justo el día después del temporal de lluvias que durante varios días ha afectado a Cataluña y que ha permitido mejorar notablemente el estado de los embalses de las cuencas internas, que se encuentran al 28 de su capacidad máxima.

El buque, un transportador químico de 145 metros de largo y 24 de ancho, ha sido recibido en el puerto barcelonés por más de un centenar de periodistas y cámaras de televisión de varios países, como Francia, Reino Unido y Portugal.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de