El secretario general del Partido Aragonés (PAR), Alfredo Boné, exige al Gobierno central “el mismo trato para Aragón que el otorgado a Andalucía”. El pasado sábado, 20 de septiembre, la Junta de Andalucía y el Gobierno central acordaron el traspaso de las competencias de la gestión de la cuenca del Guadalquivir a Andalucía, que será efectiva el próximo 1 de enero.

Boné destacó que “tanto la Constitución como el Estatuto de Autonomía permiten que Aragón reciba plenas competencias en materia de agua y ríos”. Para ello, sólo es necesaria voluntad política por parte del Gobierno de central, que debe tomarse en serio la Comisión Bilateral de Cooperación, consideró el dirigente del PAR.

Boné volvió a defender la gestión, por parte del Gobierno de Aragón, de la reserva de agua de 6.550 hectómetros cúbicos que recoge el Estatuto de Autonomía aragonés. Según destacó Boné, “Aragón no puede esperar más a recibir unas competencias a las que tiene derecho, tanto por la Constitución como por el Estatuto de Autonomía”.

En este sentido, Boné aludió al acuerdo de la última Comisión Ejecutiva del PAR, del 15 de septiembre, donde se reivindican las competencias plenas para la ejecución de las obras hidráulicas, la gestión de la reserva estratégica, la concesión de caudales, autorizaciones de vertido, autorizaciones de obra en dominio hidráulico y el ejercicio de la función ejecutiva de policía del dominio público hidráulico, entre otras competencias.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de