El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), José Salvador Fuentes Zorita, visitó ayer las obras de emergencia de consolidación e impermeabilización del Canal del Campo de Cartagena y de La Pedrera, cuya inversión alcanza un total de 1.750.000 euros, y que supondrán una mejora en la eficiencia hidráulica y energética del postrasvase Tajo-Segura, según informaron fuentes del organismo de cuenca en un comunicado de prensa.

Estas obras, iniciadas el pasado mes de marzo, están acompañadas por otros trabajos en el postrasvase, como es la impulsión de Ojós (1.350.000 euros) y la consolidación e impermeabilización en el canal principal de la margen derecha y canal de Almería (900.000 euros) –ésta última ya terminada–. Por tanto, la inversión en estas tres actuaciones alcanza los cuatro millones de euros.

Estas actuaciones supondrán un ahorro de energía, actuando en los elementos electromecánicos, y se añaden a las obras de emergencia realizadas en el postrasvase iniciadas durante la pasada legislatura, cuya inversión, ya ejecutada, alcanza los 30 millones de euros (estando previsto llegar a los 34 millones de euros a finales de este año), permitiendo reducir las pérdidas por filtraciones en más de un 40 por ciento, consiguiendo que los regantes dispongan de más agua.

El objetivo de estas obras, cuya fecha prevista de conclusión es noviembre de 2008, es reducir los costes energéticos que tienen que pagar los agricultores y disminuir las pérdidas sobre los caudales asignados a los mismos.

Con esta inversión, el Gobierno de España consiguió reducir las pérdidas casi a la mitad, lo cual significa la recuperación de varios millones de metros cúbicos que ponen a disposición de los regantes, que hasta 2004 veían como se perdían por las deficiencias en las infraestructuras del postrasvase Tajo-Segura.

Durante esta legislatura se acometió el primer programa de emergencia para la reparación y mantenimiento del postrasvase Tajo-Segura, lo que representa la primera gran reparación sobre los canales desde su construcción, hace más de 25 años. La intención del Gobierno de España es continuar con esta labor en los años sucesivos.

Estas obras se incluyen dentro de uno de los compromisos que adquirió el Gobierno central, a través de su vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, con los regantes del trasvase Tajo-Segura para mejorar la eficiencia del transporte del agua a sus parcelas y las infraestructuras existentes, con el objeto de conseguir una notable reducción de las pérdidas que se venían produciendo como consecuencia del deterioro acumulado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de