Con motivo del Día Mundial de la Pesca, que se celebró el pasado sábado 21 de noviembre, WWF revela que España importó en el año 2013, al menos, 1479.722 toneladas de productos de la pesca y acuicultura para abastecer la demanda interna, de los cuales el 38% procedían de países en vías de desarrollo. 

Un proyecto de WWF pretende concienciar al consumidor sobre el papel clave que tiene a la hora de impulsar la pesca sostenible.

El sábado se celebró el Día Mundial de la Pesca, una fecha en la que WWF subraya la importancia de conservar los recursos marinos. 

Con una creciente demanda mundial en el consumo de productos del mar, desde 1960 se ha duplicado, la pesca se ha convertido en un sector económico de gran relevancia. 

En Europa, ante un potencial aumento de la demanda de pescado y marisco, será cada vez más necesario recurrir a importaciones para cubrir la demanda interna.

Según José Luis García Varas, Responsable del Programa Marino de WWF: “En España el 38% de las importaciones proceden de países en desarrollo. 

Por otra parte, Europa es el mayor importador de pescado y marisco del mundo y la mitad de estas importaciones provienen de terceros países. Por lo tanto, la pesca de estos países está alimentando a España en un grado sustancial”. Y continúa: “Los consumidores deben ser conscientes de la alta dependencia de las importaciones de pescado y marisco y de que más de 800 millones de personas en el mundo dependen del pescado como fuente de ingresos y alimento, viviendo la mayoría de ellos en países en desarrollo. De ahí que nuestra elección de compra diaria de pescado y  marisco tenga un impacto global ", concluye García Varas.

WWF hace hincapié en la importancia de elegir pescado y marisco sostenible con el objetivo de conservar los océanos y beneficiar a los pescadores que trabajan de manera responsable, lo que repercutirá de forma positiva en la naturaleza y las personas. 

El 61%de las poblaciones mundiales de peces evaluadas están plenamente explotadas y el 29% están sobreexplotadas. En el Mediterráneo este porcentaje supera el 90%.

Por otro lado, 3.000 millones de personas dependen del pescado como una fuente esencial de proteínas. Además, el 97 % de las personas que trabajan en la cadena de suministro de pescado y marisco habitan en países en desarrollo; la gran mayoría son pesquerías a pequeña escala. 

Ante estos datos, "el pescado y marisco de fuentes sostenibles alivia la presión sobre los océanos sobreexplotadas y asegura los puestos de trabajo de pescadores, procesadores o pescaderos a largo plazo", Jose Luis García Varas, responsable del programa marino WWF.

A través de su nuevo proyecto de concienciación al consumidor, WWF recomienda comprar pescado y marisco sostenible, dada la alta dependencia de España de las importaciones de productos pesqueros.  A la hora de comprar, la organización recuerda que se debe  exigir que el producto esté debidamente etiquetado, y evitar pescados o mariscos que no cumplan con la talla mínima para su comercialización o las vedas vigentes.  

Los productos etiquetados MSC (Marine Stewardship Council) y ASC (Aquaculture Stewardship Council) son una alternativa responsable y sostenible recomendable. No obstante, existen también algunas etiquetas “Bio” que garantizan la sostenibilidad de los peces cultivados.

Una encuesta de opinión a escala europea, realizada recientemente por WWF, muestra que el 43% de los encuestados conocen que la pesca sostenible lucha contra la sobrepesca y ayuda a salvar especies amenazadas, mientras que el 26% de los encuestados nunca ha oído el término “pescado y marisco sostenible”. 

Sólo un 8% de los encuestados sabía que los pescados y mariscos sostenibles pueden proceder de países en desarrollo. Y una mayoría del 76% de los encuestados se mostró de acuerdo en que si no paramos de comprar pescados y mariscos no sostenibles, los ecosistemas marinos serán destruidos y nos quedaremos sin recursos.

Este proyecto, cofinanciado por la UE, tiene como objetivo concienciar sobre los impactos sociales, ambientales y económicos del consumo de pescado y mariscos de Europa. La pesca y los productos importados de países en desarrollo son el centro de esta iniciativa que estará investigando e informando durante los 2 próximos años.

Más información sobre el proyecto de WWF, así como  de la pesca y pescados y mariscos sostenibles en nuestra página web: www.fishforward.eu/es



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de