Los trabajos que realizan los investigadores están apoyados por el catamarán Oceana Ranger,  con financiación de la Fundación Biodiversidad. Es la primera vez que los exploradores lograr capturar imágenes de esta zona. “La información disponible todavía es muy escasa, pero hemos logrado filmar por primera vez los fondos de estas elevaciones submarinas a más de 160 millas al sur de Canarias”, explica un portavoz de la organización científica.

Enclave al sur de El Hierro

Las imágenes de las montañas submarinas del Sáhara capturadas por Oceana están localizadas a una distancia de entre 140 y 190 millas al suroeste de la isla canaria de El Hierro. La profundidad de las formaciones es variable. “Muchas de ellas se asientan sobre fondos cercanos a los 4.000 metros de profundidad mientras que otras se han quedado a apenas 200 metros de aflorar a la superficie”, señala Oceana.

Es el caso de Echo, una montaña submarina también conocida como Banco Endeavour, con una extraña cima plana, que cuenta con una plataforma de más de 350 kilómetros cuadrados. El relieve de Echo varía de forma brusca en poco espacio de terreno: de sus 230 y 350 metros de profundidad iniciales termina desplomándose hasta 3.800 metros en los fondos abismales.

Las imágenes extraídas del fondo han permitido comprobar que muestran lechos rocosos y arenosos de “origen volcánico con multitud de cuevas, extraplomos y grietas”,  que dan cobijo a una variada fauna marina. Tiburones de profundidad, rayas, chernas, congrios, molleras, escolares, peces reloj y otros peces conviven con extensos campos de esponjas, gorgonias y corales se hallan entre los habitantes del profundo tesoro marino de Sáhara.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de