El alcalde de Sabadell (Barcelona), Manel Bustos (PSC), pidió que se mantenga el proyecto de construcción de una tubería que conecte las cuencas hídricas de Tarragona y la del Ter-Llobregat, a pesar del aumento de las reservas de agua de las últimas semanas.

Bustos tachó de "grave error político" no conectar las cuencas, ya que aseguró que es necesario actuar con previsión ante una situación extrema que podría convertirse en cíclica.

En este sentido, el alcalde y presidente de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC), dijo que se trata de un "un acto de responsabilidad" para garantizar el abastecimiento de agua a todos los ciudadanos.

De esta manera, Bustos se sumó a las peticiones de la Cámara de Comercio e Industria de Sabadell en las que ayer exigía la construcción de la infraestructura y abogaba por el "desarrollo de políticas estratégicas a largo plazo" con las que se consigan "soluciones definitivas" que eviten las situaciones de excepcionalidad y garanticen el suministro de agua.

El ente cameral concretó que los problemas derivados de la sequía no son puntuales, por lo que es necesario proyectar una infraestructura que dé respuesta a las demandas del futuro, a pesar del incremento del caudal de agua de los embalses que podría permitir el paso a nivel 1 de excepcionalidad la próxima semana.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de