Acabar con la defecación al aire libre, como otras medidas básicas de higiene, puede ahorrar muchas vidas, sobre todo las de niños menores de cinco años afectados por enfermedades transmitidas por vectores de contaminación fecal.

En el marco de la celebración hoy del Día Mundial del Retrete, la organización humanitaria Acción contra el Hambre ha incorporado el objetivo de eliminar esta práctica en sus principales programas de intervención.

“Para ello es importante la construcción de letrinas comunitarias y familiares, pero lo es mucho más la aceptación del problema y el cambio de comportamientos: aquí es donde está el verdadero reto”, explica Pablo Alcalde, responsable de Agua, Saneamiento e Higiene de la ONG.

Así, este año el lema de la efeméride se centra en el vínculo entre saneamiento y nutrición para llamar a la atención sobre la importancia de los aseos a la hora de optimizar la salud. La falta de acceso al agua potable y letrinas, junto con la ausencia de buenas prácticas de higiene, son algunas de las causas subyacentes de una mala nutrición.

Los retretes deficientes aumentan el riesgo de enfermedades y la malnutrición, especialmente en mujeres y niños

“Mientras que el acceso al agua es percibido por la comunidad como una necesidad básica e inmediata, cuesta mucho más que el saneamiento y la higiene sean establecidos como una prioridad dado que sus vínculos con la salud y la nutrición no son visibles a primera vista”, apunta Alcalde.

La importancia de un retrete

Hoy en día mil millones de personas en el mundo practican la defecación al aire libre y 2.400 millones no cuentan con buenas letrinas.

Según Naciones Unidas, los retretes deficientes aumentan el riesgo de enfermedades y la malnutrición, especialmente en mujeres y niños. Es más, al carecer de la privacidad que ofrece una letrina, mujeres y niñas se arriesgan a ser objeto de abusos y violaciones.

Objetivos de Desarrollo Sostenible – Cumbre de París 2015

Objetivo 6: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos

Un acceso universal al agua limpia es una parte esencial del mundo en que queremos vivir. Hay suficiente agua dulce en el planeta para lograr este objetivo. Pero debido a una mala economía o a a infraestructuras deficientes, cada año millones de personas, la mayoría de ellos niños, mueren por enfermedades asociadas con un inadecuado suministro de agua, saneamiento e higiene.

Esta iniciativa se basa en el firme compromiso que ya adquirieron en su momento los Estados Miembros de la ONU. 

La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución "Saneamiento para todos"en julio de 2013, designando el 19 de noviembre Día Mundial del Retrete. 

Este Día está organizado por ONU-Agua en colaboración con los Gobiernos y las partes interesadas más relevantes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de