El riesgo de inundaciones en el sur de China aumentó hoy debido a las fuertes lluvias y la crecida de algunos ríos convergentes que amenazan los diques, según informó hoy la agencia de noticias Xinhua.

Alrededor de un millón de personas fueron desplazadas por las inundaciones en la región de Guangxi, mientras que 57 murieron en el sur del país debido a las lluvias torrenciales.

El caudal de los ríos Xijiang y Beijiang es mucho más elevado que el normal en su unión en la ciudad de Foshan, dijo Xinhua, que agregó que se esperaban más lluvias.

Las inundaciones golpearon Longnan, en el extremo sur de la provincia de Gansu, donde 365 personas murieron y 1,8 millones perdieron sus viviendas tras el terremoto de ocho grados de magnitud que devastó el pasado 12 de mayo el suroeste de China.

Gansu todavía espera 110.000 carpas y cerca de 100.000 unidades de vivienda temporales para dar refugio a millones de personas que viven a la intemperie cinco semanas después del seísmo, informó el vicegobernador Feng Jianshen.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de