Lobón ha destacado la importancia de que las marcas “Zaragoza, Aragón y España” estén vinculadas nacional e internacionalmente al agua. “El agua es el gran desafío de Aragón”, ha recordado el consejero. El apoyo del Gobierno aragonés al Club del Agua de Zaragoza se canalizará a través del Instituto Aragonés del Agua, cuyo director, Alfredo Cajal, ha participado también en la reunión que ha tenido lugar en la Feria SMAGUA.

El Club del Agua de Zaragoza surgió por la iniciativa de la demarcación aragonesa del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, a través de la Fundación Aragonesa para el Fomento de las Infraestructuras (AFI). El objetivo fijado es relanzar esta propuesta, mediante la suma de las aportaciones de todos los integrantes.

En el encuentro de trabajo, organizado en el marco de SMAGUA, han intervenido representantes del Ayuntamiento de Zaragoza, la Confederación Hidrográfica del Ebro, el Instituto Aragonés del Agua, la Cámara de Zaragoza, Confederación de Empresarios de Zaragoza Feria de Zaragoza, el Clúster Urbano para el Uso Eficiente del Agua, la Oficina de Naciones Unidas para la Década del Agua y el World Council of Civil Engineers, además de los propios impulsores del Club de Zaragoza, con el decano del Colegio, José Enrique Ocejo, y Juan Ramón López Laborda, presidente del Club. Las Universidades de Zaragoza y San Jorge han mostrado también su respaldo a esta iniciativa, así como importantes empresas aragonesas del sector como Idom, Contazara y Zeta Amaltea.

En la reunión, han expuesto su experiencia varios integrantes del Pôle Environnement Limousin, que desde el año 1997 viene agrupando a los actores de interés relacionados con el agua en esa región francesa.

El Club de Zaragoza busca compartir conocimiento mutuo de los agentes implicados en la gestión del agua en Aragón, de forma que se deriven sinergias beneficiosas para todos. En especial, ante la actual coyuntura, se apuesta por convertir la tecnología del agua en un gran activo, que pueda ponerse en valor y ser exportado, para generar valor añadido para las empresas aragonesas del sector, con la consiguiente creación de riqueza y puestos de trabajo.

Asimismo, se quiere participar en proyectos de desarrollo internacional, establecerse como órgano de consulta en temas de agua, y, en definitiva, fortalecer un núcleo de conocimiento que refuerce la aportación global de todos los integrantes. La apuesta por la calidad en la gestión del agua, la formación, la optimización de los recursos energéticos, la colaboración en el impulso internacional de SMAGUA o la divulgación del legado de la Tribuna del Agua son algunas de las líneas de trabajo en las que se centrará el Club del Agua de Zaragoza.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de