La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, a través de la Agencia Andaluza del Agua, ha llevado a cabo diversas actuaciones para la mejora en el tratamiento de los vertidos de aguas residuales de Calahonda y Carchuna y La Perla (esta última es una zona residencial con población estacional). Las obras han supuesto la modificación de los bombeos de agua desde ambos núcleos hasta la estación depuradora de aguas residuales de Carchuna, a los que se les ha dado mayor potencia con el fin de superar el desnivel existente entre esta zona costera y la depuradora. Al mismo tiempo, se ha eliminado el depósito intermedio que hasta ahora se realizaba en la zona de la Rambla del Rejón, desde donde con posterioridad se llevaba a cabo un último bombeo y donde se generaban algunos inconvenientes. 

La Consejería ha llevado a cabo una inversión cercana a los 500.000 euros, como ha puesto de relieve el consejero, José Juan Díaz Trillo en la inauguración oficial de las nuevas instalaciones, que han permitido la autonomía de las impulsiones al tiempo que se mejoran también las conducciones y se evita el paso de las mismas por las zonas de los invernaderos. La población que se podrá atender asciende hasta 5.000 personas, de manera que se garantiza el aumento estacional que se produce en la época estival. 

Hasta ahora, el envío de las aguas residuales de Carchuna y La Perla y Calahonda hasta el punto de rebombeo en la Rambla del Tejón daba problemas debido a que se trataba de una instalación subterránea cuya limpieza y mantenimiento resultaban muy dificultosos; al mismo tiempo, si se producía algún fallo en el bombeo, se podía provocar vertido de las aguas residuales bien al camino, a la rambla o a los invernaderos próximos. A esto se añadían además problemas de producción de olores.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de