Esta iniciativa, pionera de "agricultura 3.0", ha conseguido en menos de dos años reducir el gasto en agua en 1.000 millones de litros, un volumen equivalente a lo que cabría en el estadio Santiago Bernabéu.

Los buenos resultados del proyecto se ven potenciados por las lluvias de los últimos años, que han permitido el afloramiento después de dos décadas de los “ojillos” del cauce del Guadiana.

El proyecto tiene el objetivo de mejorar el estado del acuífero 23, el extenso depósito que alimenta al humedal, debilitado por la extracción intensiva de las aguas subterráneas para regadío. Durante la última gran sequía, en 2009, ardió el subsuelo del Parque Nacional. Aunque las lluvias de los últimos años han recargado el acuífero 23, la extraordinaria situación que vive el Parque Nacional no se podrá mantener si la agricultura sigue consumiendo agua al ritmo actual. También persigue, en una primera fase, la recuperación del bosque autóctono del entorno de las Tablas de Daimiel con especies como encinas, coscojas o romeros, con la colaboración del Organismo Autónomo de Parques Nacionales. Las actuaciones, empezaron en 2011 y para final de las mismas, en 2014, se habrán plantado 26.000 nuevos árboles en más de 192 hectáreas.

Coca-Cola Iberia y WWF desarrollan en Daimiel en el Alto Guadiana, y con la colaboración de varias Comunidades de Regantes del acuífero 23, esta iniciativa pionera de tres años de duración que busca poner la “tecnología 3.0” al servicio del uso responsable de agua en la agricultura, a través de las herramientas informáticas ACUAS, SITAR y OPTIWINE y de la que ya se benefician 200 agricultores de manera gratuita.

La aplicación ACUAS permite elaborar un plan de cultivos para cada agricultor, ajustando las superficies de riego a los permisos de utilización de agua subterránea (que varían anualmente en función de las condiciones del acuífero). Se puso en marcha a modo de piloto en Daimiel en 2012 y en 2013 se ha extendido a cuatro comunidades de regantes más: Manzanares, Herencia, Villarrobledo y San Clemente. En menos de dos años, ACUAS ha conseguido reducir el consumo de algo más de un millón de metros cúbicos de agua, un volumen equivalente a lo que cabría en el estadio Santiago Bernabéu.

El SITAR es una herramienta diseñada para los principales cultivos herbáceos comerciales de La Mancha (melón, sandía, pimiento, cebolla, patata y maíz) que envía dos veces por semana un SMS al agricultor con la recomendación diaria de riego, en función de las variables meteorológicas y del tipo de cultivo. La herramienta, implantada en fase piloto en Daimiel, ha conseguido un ahorro medio del 14% respecto a la práctica habitual, y el año que viene se ampliará a otras comunidades de regantes.

Finalmente OPTIWINE es un sistema que ajusta al máximo el agua que se aporta al cultivo gracias a sensores de humedad de suelo, del estado de la planta y de variables climáticas, como precipitaciones o temperatura. OPTIWINE se ha puesto en marcha este año en viñas de tres localidades (Manzanares, San Clemente y Villarta de San Juan) y ya existen resultados preliminares que permitirán establecer una estrategia para optimizar el uso de agua en los viñedos, que ya son el cultivo que más agua consume en La Mancha. Desde su puesta en marcha, sabemos que se ha ahorrado hasta un 10% de consumo en viña, respecto a la práctica habitual, mejorando también la calidad de la uva.

“Este proyecto demuestra que un agricultor eficiente y bien informado es capaz de ahorrar agua y al mismo tiempo aumentar sus beneficios. Mejorando el uso del agua en La Mancha, fortaleceremos el acuífero frente a las recurrentes sequías y aseguraremos así el futuro de los extraordinarios humedales manchegos”, ha asegurado Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España.

Por su parte Juan José Litrán, director de Relaciones Corporativas de Coca-Cola Iberia, ha dicho que “como parte del compromiso de Coca-Cola con el desarrollo del bienestar social de las persona y con el cuidado de su entorno y en concreto la gestión eficiente del agua pretendemos además poder exportar este proyecto a otras zonas de España y favorecer así el desarrollo de una agricultura sostenible, eficiente en la gestión de recursos y respetuosa con el medio ambiente”

WWF y Coca-Cola trabajan en Las Tablas de Daimiel desde 2008

Coca-Cola lleva trabajando con WWF España en la recuperación de la cuenca baja y alta del Río Guadiana desde 2008 en el marco de su compromiso con el reabastecimiento de agua en todo el mundo.

Además desde 2007, The Coca Cola Company y WWF trabajan juntos para recuperar las cuencas de siete de los ríos más importantes del mundo. En ese contexto, WWF y Coca Cola comenzaron a desarrollar un proyecto transfronterizo entre España y Portugal con el fin de  mejorar el estado ecológico de la cuenca del Guadiana: se recuperaron 30 hectáreas del Bajo Guadiana, plantando 21.000 plantones de diferentes especies, como alcornoques o madroños, que sirven de hábitat y alimento a la fauna silvestre. Ahora el trabajo se ha trasladado aguas arriba, al Alto Guadiana, con una iniciativa de tres años de duración en el entorno del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. El proyecto busca recuperar el bosque autóctono en antiguas parcelas agrícolas y fomentar la eficiencia en el uso del agua entre los regantes de la zona.

Coca-Cola tiene un compromiso centrado en tres áreas: agua, envases y clima. En 2012 Coca-Cola Iberia ha reducido el ratio de consumo de agua en un 4,33% en comparación con 2011 y un 22% con respecto a 2004. Además se ha conseguido una reducción del 7% del ratio de energía y un 4,8% de reducción en la energía consumida por litro de bebida (2012 vs 2004). El ratio de residuos generado por cada litro de bebida ha sido de un 10% menos en 2012 con respecto a 2011.

Más información:
Proyecto Misión Posible.

Hashtag: #misionposible



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de