La acuicultura puede ser una alternativa para satisfacer esta necesidad sin presionar al medio ambiente hasta el límite será fundamental.

Acuicultura

En primer lugar, una nueva evidencia muestra que los pescados de la acuicultura pueden ayudar a alimentar a la población mundial futura mientras se reduce sustancialmente uno de los mayores impactos ambientales de la producción de carne, el uso de la tierra, sin requerir que las personas abandonen completamente la carne como fuente de alimento.

Además, un nuevo estudio del Centro Nacional de Análisis y Síntesis Ecológicos (NCEAS, por sus siglas en inglés) de la Universidad de California en Santa Bárbara, Estados Unidos, encontró que la cantidad de tierras necesarias para satisfacer las futuras necesidades de proteínas con animales acuáticos criados sería significativamente menor que si la producción ganadera terrestre satisficiera esas necesidades.

Uso del suelo

Esta investigación es el primer análisis sobre el uso del suelo de los sistemas alimentarios del futuro que se centra en la acuicultura, el sector alimentario de más rápido crecimiento del mundo, y ayuda a revelar su potencial papel en la conservación y la seguridad alimentaria, según señalan los propios investigadores, cuyo trabajo se publica en Proceedings of the National Academy of Sciences.

“Si bien la acuicultura puede añadir algo de presión porque, en última instancia, es un sistema de producción de alimentos, nuestro estudio demuestra que la cantidad relativa es minúscula en comparación con los animales de cría terrestres -afirma el autor principal Halley Froehlich, investigador postdoctoral en NCEAS–. La acuicultura no va a ser la principal amenaza para la alimentación y el uso de la tierra en el futuro. Es, y probablemente continuará siendo, ganado terrestre”.

Además, la producción acuícola depende de una cantidad de cultivos terrestres para la alimentación, posicionándola de manera única en la interfaz de los sistemas alimentarios acuáticos y terrestres.

Sin embargo, para comprender sus implicaciones en el uso de la tierra, los científicos examinaron cuánta tierra se necesitaría para cultivar los siete cultivos más comunes utilizados para alimentar tanto al ganado terrestre como a los criados en tres escenarios para el año 2050, sintetizando datos de producción de alimentos de la FAO y otras fuentes científicas.

Fuente: Periodista Digital,