Los resultados, publicados en la revista internacional Biometeorology, demuestran la relación entre el sabor de este producto y el índice climático conocido como Oscilación del Atlántico Norte (NAO).

“La calidad del cava se ve influenciada por los procesos de fermentación, envejecimiento y embotellado, pero, si estos se estandarizan, es lógico suponer que las variaciones en la calidad se deben a los diferentes aromas y cantidad de azúcar de la uva”, explica José Carlos Báez, investigador del Centro Oceanográfico de Málaga del IEO y coautor del trabajo. “A su vez, estas cualidades en una misma área de producción dependerán de las condiciones ambientales a las que esté sometida la planta”, apunta Báez.

La Oscilación del Atlántico Norte, conocido en la literatura científica como índice NAO (por sus siglas en ingles North Atlantic Oscillation), juega un papel esencial en las fluctuaciones de las condiciones climáticas del hemisferio norte. El componente atmosférico de la NAO hace referencia a una variación en la prevalencia entre el anticiclón de las Azores y la región de bajas presiones cerca de Islandia, oscilando de un mes a otro la influencia del anticiclón. La NAO es la mayor fuente de variabilidad, tanto estacional como interanual, de la circulación atmosférica en el Atlántico Norte, especialmente en invierno cuando es más pronunciada.

Parte del océano y mares adyacentes responden rápida y localmente a la NAO variando la temperatura superficial del mar, la profundidad de la capa de mezcla, el contenido de calor del océano, el grosor de la cubierta del hielo marino y la circulación de las corrientes superficiales, además de la intensidad y dirección de los vientos predominantes. Este fenómeno repercute directamente en el clima de Europa existiendo una fuerte relación entre la NAO y las condiciones meteorológicas durante el invierno. Los autores de este trabajo han encontrado que la NAO, como índice climático, se encuentra negativamente correlacionada con la probabilidad de obtener una añada de alta calidad en la producción de cava de un determinado año. Este hecho es importante para poder predecir años de alta calidad en la producción de cava, así como poder indagar en los posibles efectos y variaciones que un cambio en el clima pude producir en la calidad de este producto.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de