Oceana y la Plataforma de Inspectores de Pesca se han reunido para aunar esfuerzos en el control de las pesquerías de atún rojo en el Mediterráneo, pero han llegado a la conclusión que ni el plan de la UE para la recuperación de la especie, ni los esfuerzos de los gobiernos implicados son suficientes para evitar el colapso de la pesquería.

La Plataforma de Inspectores de Pesca, considerando la dramática situación del stock de atún rojo en el Atlántico Oriental y en el Mediterráneo, quieren denunciar la falta de suficiente control e inspección de la administración española para solucionar este problema.

El Reglamento (CE) 1559/2007 por el que se establece un plan de recuperación plurianual del atún rojo en el Atlántico Este y Mediterráneo obliga a los Estados miembros a tomar las medidas necesarias para garantizar que todos los buques mencionados en el registro ICCAT que entren en un puerto designado para desembarcar o transbordar atún rojo estén sujetos a un control en puerto.

En España existen 76 inspectores para todo el territorio nacional. En la actualidad la mayoría del colectivo se encuentra en paro parcial indefinido (desde las 15:30 a las 07:00h) hasta que la administración regule su horario. A pesar de esa situación, la Secretaría General del Mar ha elaborado un Plan de Control del Atún Rojo para intentar cumplir con las obligaciones que España contrajo con la UE.

La situación de paro indefinido de los inspectores de Pesca conlleva, no solo que se deje de controlar la pesquería de atún rojo, sino que tampoco se establezca ningún tipo de control del resto de flotas que desembarquen dentro del horario del paro indefinido (arrastre, barcos de Gran Sol, barcos congeladores procedentes de NAFO y NEAFC, etc.)

La plataforma denuncia que el sistema de control implantado en este momento está de manera velada encomendado, por una parte, al propio sector pesquero (cofradías de pescadores, que tendrían que comunicar las hipotéticas infracciones de los miembros de su colectivo, o autoridades portuarias, con evidentes intereses económicos), y, por otra parte, a personal externo contratado por la Administración. Este personal sin ningún tipo de competencias en materia de pesca, ni presunción de veracidad en sus afirmaciones y realizando las labores de control que los inspectores no realizan, está compuesto de 10 personas encargadas de realizar supuestas tareas de control, en los 34 puertos designados. Por otro lado, este personal depende directamente, a través de un contrato privado, de los mismos Órganos Administrativos que llevan años ocultando capturas de atún rojo en sus comunicaciones a la UE. Una muestra más de la actitud de la Secretaría del Mar es la publicación de una Orden Ministerial que permite la captura de atunes inmaduros en el Mediterráneo, contradiciendo un Reglamento Comunitario.

"¿Es lícito y efectivo que sea la Secretaría General del Mar el órgano encargado de velar por los intereses del sector y que a la vez, sea el órgano al que se encomienda su control? No es eficaz, no es compatible, no es coherente y es contradictorio", han declarado representantes de la Plataforma de Inspectores de Pesca.

Oceana, en combinación con Marviva, acaba de comenzar una campaña en el Mediterráneo para el control de las pesquerías de atún a bordo del buque oceanográfico MarViva Med. Durante los próximos meses recorrerá los diferentes caladeros donde faena la flota atunera para registrar sus actividades. "A pesar del despliegue de las medidas de inspección de la UE que estamos observando en el mar, el atún rojo sigue siendo esquilmado y se dirige al colapso. Es preciso cerrar ya las pesquería y declarar el Mar Balear como santuario para el atún rojo", afirma Xavier Pastor, biólogo marino y Director de Oceana en Europa. En la actualidad, Oceana está analizando las capturas que se están realizando en aguas de las Islas Baleares, lugar que ha sido repetidamente reivindicado como santuario para esta especie dado que es una de las principales zonas de reproducción del atún rojo y que tiene serio riesgo de desaparecer por la sobrepesca.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de