Un análisis de la lista de embarcaciones autorizadas para la pesca de pez espada realizado por la organización ecologista Oceana revela que el número de buques para determinados Estados es poco realista y que además incluye barcos que no están adaptados para la pesca de esta especie, como algunos de tan sólo 3 metros de longitud, así como arrastreros y cerqueros de atún. La pesquería de pez espada del Mediterráneo se encuentra sobreexplotada y, sin embargo, se pesca sin ningún tipo de medidas de gestión, y como ha sido demostrado recientemente, sin ningún tipo de información sobre la realidad del tamaño de la flota y de las capturas.

El 89% de los 10.656 buques incluidos en el listado pertenecen a los Estados miembros de la UE, por lo que gran parte de la responsabilidad de la correcta gestión del pez espada del Mediterráneo recae en la UE y en los Estados miembros mediterráneos. En 2010, a raíz de una recomendación de ICCAT para la creación de esta lista, los Estados miembros mediterráneos iniciaron una carrera para incluir el mayor número posible de buques en la lista, probablemente con el objetivo de obtener una ventaja a la hora  de negociar las medidas de gestión para esta especie sobreexplotada.

"El análisis detallado de del listado de buques autorizados muestra el verdadero problema de  la pesca de pez espada del Mediterráneo. Carecemos de información veraz sobre quién pesca esta especie sobreexplotada, o sobre el total de las capturas", señala María José Cornax, responsable de campaña de pesca de Oceana en Europa. "La falta de información clara y la demostrada falta de voluntad  por parte de los países mediterráneos ha hecho imposible abordar el asunto de las medidas de gestión adecuadas para esta especie”.

En respuesta a una pregunta parlamentaria sobre las irregularidades en el listado de barcos autorizados para la pesca de pez espada del Mediterráneo, la Comisión Europea declaró que en 2011 se estudiaría en profundidad la aplicación del sistema de inclusión de buques en la lista y, si fuese necesario, propondría nuevas medidas en la próxima reunión de ICCAT. Teniendo en cuenta que el porcentaje de buques pertenecientes a flotas de los Estados miembros de la UE es tan alto, Oceana reclama que los Estados mediterráneos miembros de la UE y la propia Unión Europea asuman su responsabilidad y tomen medidas antes de la próxima reunión de ICCAT, y dejen de socavar las futuras negociaciones sobre las medidas de gestión.

"La gestión del pez espada ha sido sistemáticamente ignorada en ICCAT. El resultado es que el pez espada podría convertirse en el próximo atún rojo", afirmó Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa. "Los países del Mediterráneo deben ser coherentes y adaptar la flota a niveles razonables y realistas antes de adoptar cualquier medida en la próxima reunión de ICCAT. Dado el deficiente estado actual del listado de  buques autorizados, un debate sobre las medidas de gestión no sólo carecería de credibilidad, sino que también sería inútil para hacer frente a la  crítica situación de los stocks.”

Acerca del pez espada

El pez espada es capturado en el Mediterráneo sin ningún tipo de gestión y sufre un alto grado de pesca ilegal debido al uso de redes de deriva y a la información errónea de las capturas. Según el comité científico de ICCAT, el stock está sobreexplotado y el 70% de las capturas se componen de juveniles.

El stock del Mediterráneo es comparable en tamaño al de las aguas del Atlántico Norte, pero todavía no tiene un plan de gestión. Los principales países que pescan pez espada del Mediterráneo son Italia, España y Marruecos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de