Similar a las funciones que cumple cada persona en una empresa, las proteínas desempeñan un papel específico en las plantas. 
Predecir qué tipo de funciones realiza una u otra proteína en la uva, el arroz o el maíz es la base de la investigación adelantada por Andrés Giraldo Forero, ingeniero químico de la U.N. Sede Manizales, a través de varios modelos aplicados en ciencias de la computación.
Las proteínas varían su funcionamiento en organismos embryophyta (plantas terrestres) según su estructura, por ejemplo, hay algunas que se encargan de varios roles dentro del proceso de fotosíntesis, mientras otras hacen lo mismo en la aplicación del ADN, el transporte de electrones o la generación de energía.
Con ayuda de programas desarrollados con algoritmos, que emulan el comportamiento de las proteínas, el ingeniero Giraldo comparó la información de los roles que estas cumplen en las plantas, evaluó cada uno de ellos y determinó qué tanto cambian.
Asimismo, en esa tarea de aprendizaje se representó el comportamiento de las proteínas basadas en características fisicoquímicas, sin obviar las etiquetas de cada una, que las clasifica dentro de distintas categorías y funciones según la distribución de los aminoácidos.
“A partir de ahí se dedujo que analizando las técnicas de alineamientos (comportamiento) de las proteínas en sus distintas estructuras, encontramos restricciones cuando hay diferencias a nivel evolutivo. También se establecieron las funciones dentro de un organismo con información de otro”, detalló el autor del proyecto de tesis en la maestría de Ingeniería y Automatización Industrial.
Justamente los aminoácidos son los compuestos que constituyen las proteínas (macromoléculas) en forma de un collar y son muy distintos entre sí.
En otras palabras, según el investigador, la ubicación de las proteínas permitió evaluar una serie de estrategias representadas en algoritmos, que a la vez sirvieron para adelantar predicciones cuyo fin es transferir más experimentación. “Los métodos actuales se focalizaron en resaltar con mayor medida la especificidad de la clasificación”, advirtió.
Al final, lo que se ventila es la creación de una nueva herramienta para predecir las funciones de las proteínas dentro de las plantas terrestres, al permitir analizar sus diferentes roles a medida que van creciendo según factores biológicos, climáticos, etc.
En el futuro, la investigación estará enfocada en diseñar test estadísticosque proporcionen una mayor posibilidad de interpretación biológica y cuantifiquen la confiabilidad de las predicciones. Al mismo tiempo, se buscará enriquecer el análisis de la información de estructuras tridimensionales y las interacciones.


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de