El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha editado el manual "Buenas prácticas en producción ecológica, producción de ovino de carne", con el objetivo de dar a conocer los procedimientos que deben seguirse en una explotación ganadera ecológica.

Este tipo de producción, señala el estudio, genera niveles de renta adecuados y busca beneficios en la dimensión ambiental y social, obteniendo alimentos sanos y seguros en modelos ligados a la tierra.

El manual destaca que el sector ovino de carne ecológica está en expansión y ocupa, con un 24 por ciento de las explotaciones, el segundo lugar en importancia de las producciones ecológicas en España, principalmente en Andalucía, Extremadura, Cataluña y Castilla-La Mancha.

Según se indica en este libro, el punto de partida de la ganadería ecológica es la integración sostenible y equilibrada de la base animal con la agricultura y el medio ambiente donde se desarrolla la actividad. En este contexto, los animales aprovechan los recursos alimenticios que ofrece el entorno donde se asientan las explotaciones y, a cambio, ejercen funciones beneficiosas para la explotación, como la mejora de la fertilidad de los suelos y el control biológico de hierbas y matorrales.

El manual recomienda el uso de razas locales ya que se adaptan mejor a las condiciones de cada entorno y modelo de producción. En este aspecto, la gran diversidad de entornos y sistemas de producción se traduce en un amplio abanico de razas locales que coexisten por todo el territorio nacional y que están muy bien adaptadas a las condiciones que cada medio productivo ofrece.

Por último, se hace referencia a la cadena de valor del cordero ecológico, donde se observa que el diferencial en el precio percibido por el ganadero es superior en el canal ecológico frente al convencional en un 34 por ciento.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de